Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Talento gitano: nacidos para vender caballos

Los Pedrillos, en Valencia, y Los Motos, en Salamanca, se dedican desde hace generaciones a la compra-venta y doma de caballos. Todos los miembros de esta familia tienen 'chirumen", la mezcla necesaria 'de habilidad, inteligencia e ingenio para llevar a buen puerto los tratos. 'Palabra de gitano' muestra por primera vez los entresijos de este tipo de transacciones en los que cada miembro de la comunidad tiene un rol, desde el jinete que muestra las virtudes del animal hasta los "animadores" que impulsan la venta.

La venta de un caballo es el objetivo final de un tratante gitano. Para el clan de 'Los Pedrillos', llegar a ese momento significa años de trabajo en los que se ha invertido gran cantidad de trabajo y dinero. "Somos una familia de gitanos que se dedica a vender caballos. Tenemos ese talento para un caballo que no lo quiere nadie lo vamos a sacar por la puerta grande", cuenta Pedro, tratante de ganado.
"Mi padre nos ha inculcado que nunca vendamos un caballo con problemas para que la gente nos pueda señalar con el dedo", cuenta el hijo del clan de 'Los Pedrillos'. "El caballo es el que nos mantiene unidos. Es nuestro centro", cuenta Pedro.
"Los caballos son un negocio muy gitano"
Los Motos tienen una yeguada y defienden su don para vender caballos. La yeguada de Los Motos está gestionada por tres hermanos que han llegado a lo más alto en la cría de pura sangre. "Los gitanos hemos ido de feria en feria buscándonos la vida. Nosotros hemos avanzado más y meternos en el mundo del caballo de alto nivel", cuenta uno de los hermanos.

"El gitano nace con un don. Nosotros hemos nacido para vender caballos y tenemos algo especial para los negocios", explica mientras prepara un caballo para la venta. "Cuando se da la palabra de gitano no hay contrato ni escrituras ni nada que esté por encima", explican.
El 'pedimiento' de Casiano, tercer hermano de Los Motos, y su novia Mireia es un momento para estrechar lazos comerciales. Los gitanos tienen infinidad de maneras de demostrar el 'chirumen', una de ellas es el talento social para combinar trato y celebración. Casiano invita al programa al 'pedimiento' con su novia Mireia. La celebración del pedido es un buen escenario para estrechar lazos comerciales y relacionarse con posibles compradores.
El trato, la parte más importante
Los gitanos tratantes de ganados llevan siglos cerrando tratos en la intimidad. Cada miembro de la familia, tiene su papel en el trato. "En el trato siempre tiene que haber un intermediario. Tiene que haber un corredor por medio", cuenta Pedrillo. El cierre del trato es entendido por 'Los Pedrillos' como un motivo de celebración