Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ningún gitano solo ante la enfermedad

Para los gitanos, hay una regla no escrita y de obligado cumplimiento. Ningún miembro de esa comunidad puede estar solo ante la enfermedad y la muerte. Es lo que se denomina la llamada del grupo. Josué va a velar a su abuela que va a someterse a una operación complicada. "Tenemos que estar todos unidos", cuenta Josué. Según marca la tradición gitana, cientos de familiares y amigos velan por las personas gitanas hasta que vuelve a casa o mueren.