Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La visita del Papa a Valencia le costó 12 millones de euros a los valencianos

La visita del Papa a Valencia en julio de 2006 costó 12 millones de euros, según ha denunciado el PSPV, que ha exigido la comparecencia en Les Corts Valencianes del gerente de Orange Market, Álvaro Pérez, para que explique "su intermediación en las actuaciones organizadas".
Los socialistas también han pedido la comparecencia de la secretaria autonómica de Justicia, Patricia Montagud, para que explique las actuaciones realizadas en relación con el control de las actividades y cuentas anuales de la Fundación organizadora del V Encuentro Mundial de las Familias (EMF).
El objetivo, según ha explicado el diputado socialista de Les Corts Valencianes José Camarasa en un comunicado, es que explique "de qué manera se han gastado doce millones de euros en un día de visita de Benedicto XVI, que en gran parte vienen de las aportaciones de Generalitat, Ayuntamiento de Valencia y Diputación de Valencia".
Para Camarasa, las comparecencias solicitadas son dos iniciativas "urgentes y necesarias para aclarar de una vez por todas cuál ha sido el papel de la trama 'Gürtel' en la visita del Papa a Valencia, y así conocer cuántos millones de euros de los valencianos se han levantado los dirigentes de esta trama de corrupción".
El socialista ha recordado que ha preguntado por el coste de la visita del Papa al Gobierno valenciano "en más de diez ocasiones" y el ex portavoz del Ejecutivo Vicente Rambla, "fue incapaz de informar adónde fueron a parar esos doce millones gastados con motivo de la visita del Papa".
A juicio del socialista, "que la trama de dirigentes corruptos obtenga estos beneficios de la visita del Papa a Valencia evidencia que en el PP de Francisco Camps ya ni se respeta a la Iglesia Católica".