Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mujer que protagonizó el vídeo viral de sexo en un avión: "No pasó absolutamente nada"

El joven grabado manteniendo relaciones sexuales en un avión “le puso los cuernos a su novia embarazada”telecinco.es

La mujer británica que protagonizó un vídeo viral en la que aparecía, supuestamente, teniendo sexo con un pasajero en el asiento de un avión que hacía el recorrido Manchester-Ibiza ha negado que practicaran sexo.

"Estoy horrorizada, pero no pasó absolutamente nada. No he parado de llorar desde que lo vi. Estoy avergonzada",  ha explicado Tracey Bolton, la mujer que aparece en el vídeo, de 39 años de edad, con tres hijos y dueña de una cafetería en Lancaster, Inglaterra.
"Estoy absolutamente mortificada. Lo que comenzó como un poco de locura de borrachera se ha visto en todo el mundo", añade. Según la versión que una amiga de Tracey ha contado al Daily Mail, los sugestivos movimientos que se aprecian en el vídeo formaban parte de una exhibición de ‘lap dance’, un baile erótico que se lleva a cabo en el regazo de alguien.
Sin embargo, Kieran Williams, autor del vídeo viral, explicó que el hombre, Shaun Edmondson, gritó "¿alguien tiene un goma [un condón]?". Y añade: "Todos reímos, pero diez minutos después lo hicieron. Parecían estar borrachos, atentos a ellos mismos. Puedes ver [en el vídeo] a la chica quitándose las medias y a él quitándose los pantalones. Ella empezó a moverse sobre él". Una mujer sentada cerca pidió cambiarse de asiento, pero la tripulación no hizo nada, asegura Williams.
Tracey admite que estuvo bebiendo antes de subirse al vuelo de Ryanair y que conoció a Shaun, un chef de 31 años cuya novia embarazada se había quedado en casa, en el avión. Al parecer, Shaun ha vuelto a casa pero nadie ha podido contactar con él, ni siquiera su novia, con la que lleva seis años, explica un familiar.