Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La carta a los profesores de su hija contra los deberes que la Red aplaude

La carta sobre los deberes de su hija, que la Red aplaudeGtres

Una madre de una niña de 10 años ha escrito una carta sobre los deberes de su pequeña, que se ha hecho viral en la Red. Bunmi Laditan explicaba en el alegato que ha compartido en las redes sociales, que Maya está comenzando a tener síntomas físicos por la "enorme carga" de deberes que tiene a diario. La pequeña no puede jugar ni disfrutar de lo que le guste hacer por las largas jornadas que pasa terminando las tareas escolares.

En los últimos años, los deberes están causando polémica entre los escolares, padres y profesores. Mientras algunos consideran que son totalmente necesarios, otra corriente cree que son "inútiles". Todos, sin embargo, coinciden que se deben regular para que haya unos deberes justos, pues suponen "una pesadilla para toda la familia, condicionando el tiempo libre de todos".
Bunmi Laditan, una madre de una Maya de 10 años, comenzaba a preocuparse por la "enorme carga" de deberes que tenía su hija a diario. Eran tantas las horas que pasaba su hija frente a las tareas, que comenzó a pasarle factura a su salud, como informa The Huffington Post.
Ante esta situación, la madre dio un golpe en la mesa y envió un correo a los profesores de Maya. Una carta que compartió en las redes sociales y la Red la ha aplaudido.
“Hola, profesores de Maya. Mi hija va a reducir drásticamente la cantidad de deberes que va a hacer este año. Ella está muy estresada y está empezando a tener síntomas físicos como dolores en el pecho y se despierta a las 4 de la mañana preocupada por su carga escolar", escribía.
"No va atrasada académicamente y disfruta mucho en el colegio. Hemos consultado con un tutor y un terapeuta y nos han sugerido que la liberemos de carga de trabajo, explicaba Laditan sobre la estresante situación que comenzaba a tener la pequeña.
"Hace 2-3 horas de deberes después de llegar a casa a las 4:30 de la tarde y le deja poco tiempo para ser simplemente una niña y disfrutar de tiempo con su familia. Nos gustaría evitar que cayera en una depresión por esto”, concluía en su alegato por unos deberes responsables.
Bunmi Ladtin explica que su hija no llega a disfrutar ni de una hora diaria antes de ir a dormir para jugar o disfrutar de tiempo libre con su familia, y se pregunta si con situaciones como ésta, su pequeña podría convertirse en una "adicta al trabajo" con tan solo 10 años.