Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ultraderecha se postula como segunda fuerza política holandesa en las europeas

Geert Wilders acude a votarReuters
El partido de extrema derecha del polémico Geert Wilders (PVV) se ha convertido en la segunda fuerza política en las elecciones europeas celebradas en Holanda, con el 14,8 por ciento de los votos, según un sondeo difundido por la televisión pública al cierre de los colegios.
El PVV (Partido por la Libertad), que se presenta por primera vez a los comicios al Parlamento Europeo, supera al Partido Laborista (PvdA) y sólo tiene por delante a los cristianodemócratas CDA, del primer ministro Jan Peter Balkenende, que se mantienen como la principal fuerza, con un 20,3 por ciento.
En escaños, el PVV obtendría 4 de los 25 que se reparten en Holanda, por 5 del CDA, 4 del PvdA, 3 de los liberales del VVD y de la izquierda del D66 y 2 de Groen Links, los socialistas y los cristianos del CU. La jornada electoral se cerró con una participación del 40 por ciento, ligeramente superior a la de hace cinco años, que fue del 39,1 por ciento.
Retroceso de los partidos que gobiernan
Según la proyección ofrecida por la televisión pública, los grandes derrotados son los laboristas, miembro de la coalición gubernamental, que cae desde el 23,6 por ciento de las anteriores elecciones hasta el 13,4 por ciento. El otro gran partido del Gobierno, los cristianodemócratas, también registra un retroceso, al pasar del 24,4 por ciento al 20,3.
El gran vencedor, el PVV de Wilders -un hombre amenazado por el islamismo radical después de sus duras críticas contra el Islam- es además el representante de las ideas más antieuropeas en el panorama político holandés.
Holanda, junto a Reino Unido, ha abierto este jueves las elecciones a la Eurocámara y tiene previsto dar a conocer este viernes los resultados, a pesar de las peticiones en sentido contrario de las instituciones europeas, que establecen que todos los países deben hacerlos públicos al mismo tiempo, en la noche del domingo.