Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se culpa de la muerte de su hijo atropellado mientras hacía 'skate'

Se culpa de la muerte de su hijo atropellado mientras hacía 'skate'Informativos Telecinco

El pequeño Kairon McKay, de nueve años, estrenaba ilusionado tabla de 'skate' el mismo día en que sucedió la tragedia: fue atropellado por un coche mientras jugaba con sus amigos en una calle principal; fue arrollado por un coche mientras hacía 'skateboard´ con su nueva tabla. La madre se siente totalmente responsable de lo sucedido por haberle regalado la tabla de skate. 

"Me siento completamente responsable de lo sucedido. No hay palabras que puedan herir más profundo de lo que siento ahora mismo", declara Laura McKay, madre del pequeño Kairon, de nueve años de edad, que ha muerto atropellado por un Ford azul el mismo día en que estrenaba el monopatín que le acababa de regalar su madre, con toda la ilusión. 
El accidente tuvo lugar en una calle principal y muy transitada de Perth, Escocia, Reino Unido, mientras Kairon practicaba skate con sus amigos, con la nueva tabla que le había regalado su madre, que ahora publica una foto en su Facebook con una foto del pequeño posando feliz junto a la tabla, pocas horas antes. Por eso ella se siente tan culpable. Piensa que si no le hubiese regalado la tabla, que tanta ilusión le hizo al niño, y no le hubiese llevado a esa calle tan transitada para estrenarlo, nada de esto habría pasado. 
No puede culpabilizar ni al conductor que le atropelló ni a los amigos con los que se encontraba, solo a sí misma, declara la madre, que ha comentado a sus seres más cercanos que ahora no tiene esperanzas ni ilusión en el futuro, y que necesita un periodo de soledad y de estar consigo misma para asimilar lo sucedido y tener tiempo para los recuerdos del pequeño Kairon.  
El coche, un Ford azul, se dio a la fuga tras el atropello, a lo que la policía ha lanzado una petición a la población de la localidad en busca de testigos que se encontrasen en el lugar y momento del accidente y que puedan clarificar lo sucedido y dar captura al conductor.