Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid, ciudad asfixiada por los coches

Si el aire de Madrid tiene dióxido de nitrógeno, el ayuntamiento tiene un plan. El que ha presentado hoy después del pico de contaminación de esta semana. Y el plan tiene un claro objetivo: reducir el tráfico. Ejemplo práctico: la Gran Vía, esa arteria por donde todo el mundo pasa, cortada para residentes. Y así en gran parte del centro.