Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tornados no dan tregua en EEUU

Cuatro personas han muerto en Massachusetts después de que dos tornados y fuertes tormentas azotaran zonas densamente pobladas del oeste y centro del estado. Además, los fuertes vientos han causando extensos daños en 19 comunidades.
El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, ha declarado el estado de emergencia y ha autorizado que 1.000 efectivos de la Guardia Nacional fueran llamados a prestar apoyo después de que al menos dos tornados tocaron tierra.
"Esto todavía está empezando, así que las cifras no son definitivas, aunque estamos esperando, rezando y trabajando tan duro como sea posible para evitar que las muertes se limiten a esas cuatro", ha dicho Patrick en una conferencia de prensa.
Los tornados son poco frecuentes en el noreste de Estados Unidos, pero no es algo sin precedentes.
Estados del sudeste, especialmente Alabama, fueron duramente golpeados en abril, mientras que en Joplin, Misuri, fue devastado en mayo por un tornado que mató a 134 personas.
Dos fuertes tornados
En Massachusetts, el primer tornado ha tocado tierra a las 16.30 hora local en Springfield, la tercera ciudad más grande en el estado, ha explicado Chris Vaccaro, un portavoz del Servicio Meteorológico Nacional.
Los fuertes vientos han agitado las aguas del río Connecticut y el área fue golpeada por el granizo y la lluvia.
Un segundo tornado ha golpeado Springfield, a 145 kilómetros al oeste de Boston, a eso de 18:20, según han informado las autoridades. La policía estatal afirma que al menos 33 personas han resultado heridas en Springfield.