Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

No hace falta nada más para hacer feliz a un niño

Las imágenes de unos pequeños de preescolar tirándose por un tobogán en un colegio en Nueva Zelanda se han convertido en viral en Facebook. La razón es que al final caían en un enorme charco de barro. Lejos de dejar de hacerlo, los niños se lo pasan en grande revolcándose en él.