Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El agujero de seguridad que pone en jaque a móviles iPhone y Android

El agujero de seguridad que pone en jaque a móviles iPhone y Androidcuatro.com

Una agujero de seguridad detectado por el grupo de profesionales informáticos que trabajan en Google Porject Zero ha puesto de relieve la necesidad de actualizar la versión de nuestros teléfonos móviles para prevenirnos de una "vulnerabilidad crítica". Con la ejecución de un simple código remoto y estando cerca del WiFi al que éste se conecta, un 'hacker' podría tomar control de nuestro móvil.

A estas alturas de la denominada ‘era digital’, reflejada en la hegemonía de los ‘smartphones’ o teléfonos inteligentes, ya deberíamos hacer válido aquello de que en la Red nada es 100% seguro. Y por tanto, no deberíamos dar por hecho que nuestros dispositivos están a salvo de ‘hackeos’, pirateos, o robos de datos.
Así lo evidencia la última vulnerabilidad que ha sido descubierta por el grupo de profesionales informáticos especializados en seguridad que trabajan en Google Porject Zero.
Basta simplemente con ejecutar un código de forma remota, –sin necesidad de manipular físicamente el terminal–, y estar próximo a la red WiFi con la que éste establezca conexión, para apoderarse del dispositivo y asumir su control. Todo sin que el auténtico dueño del teléfono se percate de lo que está pasando.
Un error crítico que afecta, de hecho, a móviles de alta gama y de grandes marcas. ¿La razón? El núcleo del problema procede de un componente proporcionado por la compañía de procesadores Broadcom, –quien sirve y provee a la mayoría de los fabricantes–, necesario para el correcto funcionamiento del WiFi.
Ante la importancia del agujero de seguridad, las distintas marcas y compañías se han afanado en el rápido lanzamiento de actualizaciones de seguridad que cierren esa puerta a un posible ataque. Por esta razón, debemos llamar a la calma, pero a la vez a la necesidad de actualizar los terminales tan pronto como nos sea posible, para prevenirnos de la vulnerabilidad y asegurar nuestros dispositivos.
Como es lógico, la noticia surge y se hace pública una vez analizado y tratado el problema, por lo que los especialistas en seguridad de Broadcom han tenido previamente el tiempo suficiente para solucionarlo. Concretamente, tal y como informa Bleeping Computer, cuatro meses. Un tiempo considerable pero necesario para garantizar que nuestros móviles no estarán expuestos a esta vulnerabilidad en concreto.