Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samsung domina el mercado de los televisores tras el éxito de la pantalla curva

Samsung,televisores curvados,smartphones pantallas curvadas,cuatro.com

Los televisores curvos están vendiendo bien y de momento la compañía que se inventó esta categoría domina de forma aplastante. Por eso, la surcoreana Samsung seguirá apostando por el mercado en los próximos años, con modelos más asequibles, en unos casos, y televisiones gigantescas que costarán decenas de miles de euros, en otros.

Samsung fue la primera compañía en apostar por televisiones curvas para ofrecer una nueva experiencia más envolvente a los consumidores. Está claro que ha funcionado, ya que actualmente otros fabricantes como LG y Sony también han decidido lanzar sus propios televisores curvos.
Además, los proveedores de paneles están produciendo cada vez más unidades con este tipo de tecnología, por lo que Samsung espera que muchos más fabricantes se sumen a lo que ya podemos decir que es una tendencia asentada el año que viene.
De momento, la surcoreana es líder indiscutible en este terreno. En España vende entre 4.000 y 5.000 televisores curvos al mes.
Las televisiones curvas, por el momento, suponen el 10 por ciento de todo el mercado y en este segmento, Samsung es dueña del 90 por ciento del segmento. Se puede decir que, hoy por hoy, las televisiones curvas son sinónimo de Samsung.
"Hicimos una apuesta y la respuesta del mercado demuestra que fue correcta", ha explicado un portavoz de Samsung a Portaltic. "Generamos una categoría y hemos agrandado el mercado de la televisión".
Como siempre ocurre con las televisiones, las curvas este año son más asequibles que el pasado y el año que viene lo serán más que este.
Sin embargo, también llegarán nuevos y espectaculares modelos. Es el caso del S9W, con nada menos que 105 pulgadas. Llegará "en algún momento de la primera mitad de 2015" y costará 120.000 euros.
Este titán de las teles cuenta con 11 millones de píxeles (5120X2160) y es capaz de ajustar cualquier contenido a resolución UHD, gracias al UHD Upscaling.
La surcoreana ha realizado demos con películas antiguas a 480p, además por supuesto de contenidos en resoluciones superiores, y la calidad es más que aceptable teniendo en cuenta el enorme escalado.
S9W cuenta con un radio de curvatura de 4,2 metros, el valor óptimo para ofrecer la mejor experiencia de visionado, según Samsung.
Este radio de curvatura se aproxima a la distancia de visionado adecuada para televisiones UHD, mucho más corta que la distancia de visionado para FHD (8 metros aproximadamente). Su calidad de imagen y densidad de pixeles por pulgada permitiría verlo también desde 1,8 metros de distancia en adelante.