Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El héroe que frenó el ciberataque: pagó 10 dólares por un dominio que paró el hackeo

"Un [ciberataque de un] nivel sin precedentes", según la Interpol, derrotado por un chico que vive con sus padres en la costa británica y ni siquiera ha terminado la Universidad. Oculto bajo el pseudónimo de ‘Malware Tech’, por razones de seguridad, aficionado al seguimiento y estudio de estos virus informáticos, con la ayuda de otro especialista llegó a infectar su equipo en un entorno controlado y dentro del código de Wannacry descubrió que había una dirección de Internet. No solo eso. Ese dominio punto com no tenía propietario. Así que lo compró por algo más de 10 dólares. Con ello quería aprender algo más sobre el virus. Pero ocurrió lo inesperado: después de que ese dominio, dormido, se activara, las infecciones de equipos empezaron a descender. Al parecer, los ciberdelincuentes habían dejado esta opción en caso de tener que desactivar el virus. ‘Malware Tech’ sin querer le había dado al 'botón del pánico' y parado a Wannacry. Por eso todavía hoy los equipos infectados siguen descendiendo. De los 100.000 ataques en un centenar de países registrados el viernes, a menos de 600 ordenadores infectados 24 horas después. Apenas se han pagado una treintena de rescates. Un botín de unos 9.000 euros. El cortafuegos llegó tarde para Europa y Asia pero fue fundamental para que no se extendiera por todo Estados Unidos. El país más afectado, Reino Unido, todavía intenta recuperarse del colapso de su Sanidad Pública. El virus afectó a más de 40 hospitales y a decenas de miles de pacientes. Cientos de operaciones suspendidas, ambulancias desviadas y pérdidas significativas de datos. Algunos no podrán recuperarse. En España la más afectada por el ataque fue Telefónica. Desde la empresa se reconoce que algunos equipos no estaban actualizados contra este tipo de ataques, a pesar de que en marzo Microsoft ya alertó de este fallo de seguridad y publicó un parche para solucionarlo. En Francia, Renault ha suspendido la producción en varias de sus plantas. En Alemania afectó a los paneles informativos en las estaciones de tren. Rusia ha reconocido también ataques al Ministerio del Interior y la empresa estatal de trenes. El héroe accidental, avisa, lo suyo solo ha sido un parche. Los delincuentes pueden cambiar el código del virus y empezar de nuevo.