Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las limpiezas dentales pueden evitar que tengas una pulmonía

El dentista será el único autorizado a utilizar los blanqueadores con alta concentración de perióxido de hidrógeno. Foto: EFEcuatro.com

Un reciente estudio ha revelado que dos limpiezas dentales al año es lo aconsejado para no sufrir una pulmonía.  Estas visitas al dentista garantizarían la reducción de bacterias, causantes de la grave enfermedad respiratoria.

El estudio realizado con 26.000 personas reveló que el riesgo de sufrir una neumonía bacteriana se duplica en aquellos que no van al dentista, en relación con los que hacen al menos dos visitas al año, según lo publicó FoxNews.
"Existe una relación bien documentada entre la salud oral y la neumonía", explicó la autora del estudio, Michelle Doll, profesora asistente de medicina interna de la Universidad Virginia Commonwealth.
La experta explicó que "nunca podremos deshacernos completamente de la boca de las bacterias, pero una buena higiene oral puede limitar las cantidades de bacterias presentes".
El cuerpo contiene 10 veces más microbios (incluyendo bacterias, hongos y virus) que las células humanas.  La mayoría de esos microbios no son nocivos (o son incluso beneficiosos), pero pueden provocar lenfermedades bajo ciertas circunstancias.
En el caso de bacterias que causan neumonía, por ejemplo, tienen que ser inhaladas para causar una infección.
Hacerse limpiezas regulares y chequeos dentales puede  reducir la cantidad de estas bacterias y las probabilidades de que las inhalen en sus pulmones, según la doctora Doll.
El estudio, que aún no ha sido publicado, fue presentado este miércoles en IDWeek 2016, una conferencia anual para especialistas en enfermedades infecciosas.

En su presentación, la doctora Doll reconoció que las personas que ven a su dentista con regularidad también son propensas a practicar otros comportamientos de boca sana (como cepillarse y usar hilo dental con regularidad).