Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Instagram lucha contra la promoción de trastornos alimenticios o autolesiones

Cerrará todas las cuentas que lo promuevan

Las redes sociales son un espacio donde los usuarios pueden relacionarse con personas con inquietudes similares. Se trata de servicios basados en la idea de comunicación en la posibilidad de compartir contenidos. Dentro de estas posibilidades, este tipo de servicios se pueden utilizar con fines que van en contra de la salud de las personas, actitud que normalmente las compañías responsables condenan.
La última en anunciar una campaña en su servicio para intentar evitar este tipo de uso ha sido Instagram. La compañía ha explicado en su blog oficial que quieren que su servicio sea un espacio para compartir fotos entre amigos, con familiares o con cualquier otro usuario, pero siempre de una forma "positiva y saludable".
Para conseguir este objetivo, en Instagram quieren erradicar de su servicio los contenidos que promuevan trastornos alimenticios o actividades auto lesivas contra la salud de las personas. Según la compañía, este tipo de contenidos no ayudan a los usuarios e inducen a conductas que van en contra de su salid. Por ello, Instagram quiere limitar el uso de estos temas a campañas didácticas que luchen precisamente contra esos problemas.
En Instagram han decidido prohibir la utilización de etiquetas que aludan a estas prácticas. En caso de que los usuarios quieran usar palabras de este tipo, el servicio mostrará un mensaje en el que se facilitará un enlace a una página de ayuda. Además, Instagram, eliminarán las fotografías y cuentas de usuarios que tengan relación. Los responsable de la red social podrán tomar medidas automáticas contra los responsables de estos contenidos, cerrando de forma instantánea las cuentas implicadas.
Junto a estas acciones, Instagram también ha informado de la posibilidad de denunciar fotografías. En el servicio han pedido la colaboración de los usuarios para denunciar cualquier foto que haya pasado su filtro y que esté publicada en el servicio con dichas características.
Esta iniciativa de Instagram se une a esfuerzos de otras redes sociales y servicios como Tumbrl y Facebook, que han tomado medidas como esta. En el lado opuesto, Twitter se negó en septiembre de 2011 ha emprender acciones similares, entendiendo que la publicación de contenidos de este tipo no suponían un delito, por lo que no podían proceder a su retirada. En cualquier caso, la iniciativa de Instagram es una prueba del aumento de la concienciación en este tipo de servicios, que pueden ser una herramienta útil para ayudar a personas con problemas.