Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes más autoritarios no apuestan por las redes sociales

Los compradores puede pagar con tarjeta de crédito para enviar sus regaloscuatro

Un estudio confirma que los líderes de los principales regímenes totalitarios y unipartidistas tienen una presencia nula o muy escasa en las redes sociales. En cuanto a aquellos que sí están presentes en las redes sociales, el líder sirio Bashar al-Assad y el de Ruanda Paul Kagame son los que más seguidores tienen en Facebook y Twitter respectivamente.

Las máximos dirigentes de estos regímenes han visto en Internet y en sus herramientas de comunicación un problema más que una oportunidad. Este tipo de sistemas de comunicación han sido limitados o directamente censurados en este tipo de países y las redes sociales no han sido una excepción. La intención de los gobiernos ha sido la de controlar estos canales de comunicación espontáneos para que no se difundiesen ideas que pusiesen en tela de juicio su control.
Un estudio de Top Position ha confirmado que los responsables de esos países en su mayoría han optado por no participar en las redes sociales. En concreto, ha confeccionado una clasificación denominada SocialDictador, en donde se analiza el papel que juegan los líderes de determinados países en las redes sociales de Facebook y Twitter. En el caso de Facebook, las páginas analizadas en el estudio no figuran todas como oficiales.
El objetivo es conocer si utilizan las herramientas que después prohíben en sus países. En el caso de Facebook, el dirigente con más seguidores dentro de este grupo es Bashar al-Assad, de Siria. Actualmente al-Assad cuenta con una página en la red social de Mark Zuckerberg que dispone de 70.000 seguidores. En dicha página se emiten mensajes del líder sírio y se ensalzan sus acciones.
Por detrás de Bashar al-Assad en la clasificación se sitúa el líder supremo de la revolución en Irán, el ayatola Sayyid Ali Khamenei, que cuenta con una página con 53.000 fans. Lo curioso de estos casos es que en Irán y en Siria no está permitido el uso de Facebook, por lo que el éxito de estas páginas es llamativo.
Por detrás de estos dos gobernantes en Facebook están figuras como la de Paul Kagame de Ruanda (22.139 seguidores), Paul Biya de Camerún (19.859) o Blaise Compaoré de Burkina Faso (11.548).
En cuanto a Twitter, el líder que encabeza la lista es Paul Kagame de Ruanda, que dispone de 77.000 seguidores. Por detrás se coloca Raúl Castro, con 24.000 'followers'. Paul Biya de Camerún completa esta lista, con 1.032 seguidores.
El presidente de Top Position, Ricardo Carreras Lario, ha hecho una valoración sobre los datos registrados: "Se confirma que los dictadores tienen alergia a las redes sociales, si bien sorprende constatar cómo los mismos que las reprimen en ocasiones tienen presencia en ellas".