Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alarma informática en el Congreso

La Cámara Baja no va a reponer los dispositivos que pierdan los diputados. A base de pérdidas, robos o roturas sus señorías, que a principios de legislatura recibieron un iPad como herramienta de trabajo,han agotado el stock para reposiciones del departamento de informática. En diez meses han caído 30 tabletas, tres al mes, casi una por cada diez diputados. El precio por unidad ronda los 700 euros, una nueva medida para reducir el gasto público.