Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los secretos de Hollywood, al descubierto tras el hackeo a Sony

El hackeo de Sony ha supuesto la revelación, no solo de sus planes para nuevas películas, sino de los sueldos de sus actores o, incluso, de qué opinan sus directivos sobre el presidente Obama. Por ello, ahora repasamos todo aquello que hemos podido aprender de Hollywood gracias a este ataque cibernético.

A continuación, mostramos todo lo que se sabe hasta este momento, puesto que los hackers aún podrían seguir publicando nuevas informaciones cada día, como han estado haciendo hasta ahora:
COREA, A POR EL DOLAR
El rumor cuenta que Guardians of Peace, como se llaman estos hackers, son norcoreanos al servicio de su gobierno que han cometido estos ataques como venganza por el estreno de The Interview, la cinta que parodia al régimen de Kim Jong-un.
Y, ¿qué mejor manera de mostrar las malas artes de Hollywood que revelar la avaricia de sus estrellas? Ahora sabemos que, por participar en la película, Seth Rogen cobró 8,4 millones de dólares y James Franco otros 6,5.
Lo curioso, es que también se ha conocido el sueldo de la princesa Beatriz de York, nieta de la Reina Isabel II que trabaja con Sony desde Londres, y sexta en la línea de sucesión al trono de Inglaterra: 19.500 libras al año, algo que tampoco es tanto como uno podría esperar de un miembro de la realeza.
LOS CROSSOVERS MILLONARIOS
Gracias a este hackeo, los fans de Marvel pueden estar más cerca de convertir uno de sus sueños realidad: Sony se planteó -y no se sabe a ciencia cierta si las negociaciones se rompieron del todo- la aparición de Spider-Man en Capitán América: Civil War, película que es propiedad de su competencia en Disney.
El estudio no está conforme con el nuevo Spidey de Andrew Garfield, y busca nuevas soluciones para reavivar su franquicia. La llegada de todos sus spin-offs -Los seis siniestros, Venom, uno con una heroína femenina- dependerá de una reunión de la productora en enero.
Pero no todo queda en ello, y es que los hombres de negro de Men in Black podrían regresar... en la tercera parte de Infiltrados en clase. Los directivos de Sony han mantenido conversaciones para rodar este crossover que Jonah Hill y Channing Tatum protagonizarían. No volvería Will Smith, pero Steven Spielberg podría producir la cinta.
JOLIE NO GUSTA, OBAMA DA RISA
Entre los mails filtrados, destacan los que compartieron una de las propietarias de Sony Picutres, Amy Pascal y el productor Scott Rudin, donde afirmaban no sentir aprecio por una Angelina Jolie "con mínimo talento y enchufada" y con la que es muy difícil trabajar -le llegaron a rechazar una película sobre Cleopatra-.
Con respecto al Presidente Obama, llegaron a decir, en tono de burla, que su único interés en el cine serían aquellas películas donde la gente de raza negra fuese protagonista, como Django desencadenado o 12 años de esclavitud. Otro que no se salvó es Adam Sandler, que "ya ha pasado su mejor época" y que no merece todo el dinero que gana, algo en lo que muchos fans estarán de acuerdo.
TOM CRUISE, EL STEVE JOBS IDEAL
Otra película que trajó de cabeza al estudio fue el biopic de Steve Jobs del que se iba a encargar Sorkin. Tanto, que ahora la cinta será distribuida por Universal. ¿Su Job ideal? Tom Cruise.
Lo que no pareció gustar en Sony fue, tanto la edad del actor -52 años, casi tantos como los que tenía Jobs al morir- como que era un intérprete muy famoso y comercial. Finalmente, será Michael Fassbender, con 37 años, el encargado de dar vida al creador de Apple.
¿CÓMO SE ESCONDEN LOS FAMOSOS?
Los hackers no han querido dejar dato privado sin revelar y, gracias a ellos, ahora sabemos el número de la Seguridad Social de todos los empleados de Sony. Y sí, esto incluye a diversoso famosos como el pelirrojo presentador Conan O'Brien o al mismísimo Sylvester Stallone.
Pero lo mejor llega cuando se descubre el seudónimo que muchos actores usan cuando quieren protegerse de miradas indiscretas a la hora de, por ejemplo, registrarse en un hotel. La señorita Laura Brown es ni más ni menos que Natalie Portman, tras el nombre de Olwen Williams se esconde el agente 007 -Daniel Craig, y a Tom Hanks le gusta darse a conocer como Johnny Madrid.