Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobierno chino retira el contenido obsceno de la Apple Store

Apple Storecuatro.com

China ha pedido a la compañía Apple retirar todo contenido obsceno que aparezca en su tienda de aplicaciones. El gobierno está llevando a cabo un plan de eliminación de este tipo de contenidos en el país. Esta medida se produce tras las críticas a la compañía estadounidense por su servicio al cliente y su política de garantía de productos en el país.

Dentro de un plan de eliminación de contenidos obscenos en China, el gobierno del país ha decidido aplicar la censura a 198 páginas web y ordenarles la retirada de todo contenido indecente.
El listado realizado por la agencia de noticias Xinhua no ha especificado los contenidos prohibidos a retirar aunque probablemente muchos de ellos estén aún disponibles en las App Store de otros lugares.
"Cualquiera que operan en China en esa escala tiene que darse cuenta de que las relaciones con el gobierno son una enorme parte de hacer negocios", asegura el fundador del centro de investigación y marketing China Skinny, Mark Tanner.
"Este tipo de campañas tienen mucha influencia entre los consumidores chinos".
Últimamente Apple no las tiene todas consigo en China. La compañía ha estado rodeada de todo tipo de polémicas en las últimas semanas.
Primero fue la retirada de la aplicación que permitía descargar libros tibetanos debido supuestamente a que alguno de los autores de dichas obras eran críticos con el gobierno chino.
Según el desarrollador de Jingfian Shucheng, Hao Peiqiang, Apple le dijo que "el contenido que incluía su aplicación era ilegal en China" y Apple se vio obligada a disculparse públicamente por esta retirada a todos los usuarios que ya habían comprado dicha aplicación.
Y por otro lado también pidió perdón a los consumidores chinos después de que los medios de comunicación estatales criticaran su servicio postventa. Apple inicialmente rechazó esas críticas, pero al final alteró las políticas de garantía del iPhone para este mercado.