Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cuánto gastan los usuarios en productos Apple?

Locura global por el iPhone 5cuatro.com

La crisis provoca que hagamos más cuentas. Aumentan los impuestos, bajan los dividendos y las ventajas fiscales, suben los precios. La 'applemanía' o adicción a los productos de la compañía comportan un impacto inmediato en sus carteras, una especie de impuesto de Apple, basado en el sistema cerrado de productos de la empresa de Cupertino.

Los estadounidenses están gastando mucho dinero cada año para equipar a toda la familia con productos de Apple. Y ellos no están gastando cientos si no miles de dólares más cada año por los inesperados "impuestos" de Apple -add-ons encerrados en el sistema de Apple: las descargas de iTunes para música, películas y juegos, junto con las suscripciones y accesorios-.
Después están los costes de reposición de equipos perdidos o rotos. Para una familia con varios hijos, cada uno con sus propias necesidades tecnológicas, la factura anual total puede ponerse francamente fea
Desde Reuters le preguntan a Sam Martorana, una especialista de recursos humanos para la aerolínea WestJet. El hogar de Martorana, en Vancouver, se compone de tres personas y no cuentan con menos de nueve productos de Apple. Entre él, su marido Ron y su hijastro Evan poseen tres MacBook, dos iPhone, dos iPad y dos iPod.
"Oh Dios mío, ¿tengo que sumar todo?", asegura Martorana. "Es tan deprimente. Yo diría que pasamos por lo menos los 5.000 dólares (3.844 euros) con todas esas cosas, incluyendo los 700 dólares (538 euros) en el último año. Totalmente tuve una debilidad. Me enamoré, y eso fue todo".
Martorana no es la única que deposita tanto dinero para el gigante tecnológico. En 2011, la media de los hogares estadounidenses han gastado en los productos de Apple 444 dólares (341 euros), de acuerdo con la analista de Morgan Stanley Katy Huberty.
Esa cifra ha ido en aumento cada año con elegancia. En el año 2010 fue de 295 dólares (226 euros), y en 2007, estaba a sólo 150 dólares (115 euros). Y esto solo podría ser el comienzo.
Si Apple lanza su propia televisión de alta definición, como esperaba Huberty, el gasto anual de los hogares de Apple se duplicaría hasta los 888 dólares (682 euros) en 2015.
Los productos de Apple son un 'must-have' esta temporada navideña. Un sondeo de Reuters-Ipsos considera que un tercio de los consumidores está pensando en comprar un 'tablet' y la mayoría de ellos quieren un iPad o un iPad mini. Alrededor de una cuarta parte de los encuestados dicen que van a recortar en otras compras navideñas este año para pagar estos 'gadgets' tan caros.
La analogía de un impuesto Apple podría sonar gracioso. El ingreso medio por hogar en EE.UU. fue 50.054 dólares (38.500 euros) en 2011, según la Oficina del Censo.
Eso significa que una parte considerable se está desviado a la sede de Apple en Cupertino. Pero esto no es algo que los consumidores se ven obligados a pagar. Se sumerge voluntariamente en sus propios bolsillos porque son esencialmente esclavos de los dispositivos.
"Para muchos niños, la adquisición de un iPad, iPhone o iPod touch ha sustituido a la primera bicicleta o carnet de conducir", asegura Paco Underhill, fundador de la consultora Envirosell y autor de varios libros sobre el comportamiento del consumidor, incluyendo "¿Por qué compramos: la ciencia de las compras".
"Tengo una imagen de un niño de 9 años agarrando su primer teléfono como un osito de peluche cuando se va a dormir por la noche", afirma.
"Apple genera una visión de lo que el proceso de conectividad significa para la gente. Es una de las pocas empresas que entienden que la tecnología ya no es la tecnología. Se trata de un aparato".
La madre de Jessica Torres está muy familiarizada con los "aparatos" de hoy en día. En 2011 solo la familia Torres derrochó en un nuevo iPhone, un iPad, un iMac, un MacBook, un iPod Touch (y mamá le compró a su marido un iPad por si acaso).
Con dos hijas, de 3 años y 9, el gasto de Torres es probable que ascienda aún más en los próximos años. "Fácilmente nos gastamos más de 5.000 dólares el año pasado en los productos de Apple", dice Torres, quien dirige el blog MyTimeAsMom.com. "Les hemos enviado una gran cantidad de dinero a lo largo de los años. Definitivamente soy un adicta".
Clientes como Torres están impulsando el estallido de los ingresos de Apple, que eran 8.200 millones de dólares (6.035 millones de euros) para el cuarto trimestre fiscal. Esto significó un aumento de 6,6 millones de dólares (5,07 millones de euros) respecto al año anterior.
En cuanto a la familia Martorana, la servidumbre por contrato hacia Apple parece que va a continuar indefinidamente. Ella está buscando reemplazar su MacBook con un nuevo modelo dentro de un año más o menos, que adivina tendrá un coste de por lo menos otros 1.300 dólares (alrededor de 1.000 euros).
"Con mi MacBook, iPad y iPhone, todo está relacionado", dice Martorana, quien se lamenta de que los productos de Apple son tan populares que parece que nunca salgan a la venta. "Toda mi música y mis fotos se encuentran en su iCloud. Así que no sé si aún sería capaz de cambiar a otro producto, incluso si quisiera. Apple definitivamente me tiene enganchada".