Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El coche autónomo de Google saldrá a la venta en 2020

El prototipo del coche sin conductor de Googlecuatro.com

Google ya tiene un prototipo funcional de su coche autónomo y ahora se ha marcado una fecha para llevarlo al mercado: 2020, un margen de apenas cinco años para hacer realidad la conducción sin conductor.

Con motivo la celebración del Salón del Automóvil de Detroit (Estados Unidos) la semana pasada, el director del proyecto del Coche Autónomo de Google, Chris Urmson, ha explicado a Reuters en una entrevista que la compañía tecnológica ha estado negociando con importantes fabricantes de automóvil.
En concreto, se trata de las firmas General Motors, Ford, Toyota, Daimler y Volkswagen con las que Google se ha reunido para que participen en su proyecto.
"Para nosotros, meternos y decir que podemos hace esto mejor sería arrogante", ha comentado Urmson. No obstante, todavía no está claro si Google también participaría de la fabricación del vehículo o si solo se encargaría de la parte sistemas y 'software'.
El prototipo funcional del coche autónomo ha sido fabricado en Detroit por la compañía Roush. Según ha explicado Urmson, Google está desarrollando y redefiniendo el modelo con sistemas y componentes de Continental, Robert Bosch, ZF y LG. Asimismo, funciona con procesadores de NVIDIA.
El prototipo es, en la actualidad, una "plataforma práctica de prueba a corto plazo" que evolucionará con el tiempo. Las expectativas sobre el proyecto, como ha comentado su responsable, pasan por tener un vehículo totalmente autónomo que estará listo para su producción en cinco años.
Urmson ha explicado en la entrevista que los coches autónomos representan un momento de transformación en la evolución del transporte, una oportunidad para extender la conducción a los invidentes, los ancianos y las personas discapacitadas que de otra forma no podrían conducir.