Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciberataque: El pago del rescate no libera los sistemas afectados, según EEUU

Ciberataque: El pago del rescate no libera los sistemas afectados, según EEUUEFE

La Casa Blanca ha advertido de que el pago del rescate no ha permitido el acceso normal a los sistemas atacados por el virus 'ransomware' WannaCry en ninguno de los casos de los que se tiene conocimiento.

Además, la Presidencia estadounidense ha revelado que los atacantes han obtenido menos de 70.000 dólares en rescates por esta oleada, según ha explicado un portavoz de la Casa Blanca, Tom Bossert, en rueda de prensa.
Bossert, asesor de Seguridad Interior del presidente estadounidense, Donald Trump, ha confirmado que hay unos 150 países afectados por el ciberataque y más de 300.000 máquinas infectadas por el virus, lo que concuerda con los datos proporcionados por la agencia policial de la UE, Europol.
Previamente, Bossert compareció en la cadena de televisión ABC para señalar que la gente "debería estar pensando en esto como un ataque que tenemos bajo control por el momento, pero que representa una amenaza extremadamente grave".
Bossert indicó que, aunque los funcionarios estadounidenses no han descartado todavía la posibilidad de que se trate de una "acción estatal", el ataque parece tener una naturaleza criminal debido a la petición de rescate.
El virus continúa activo, pero el número de infecciones ha caído drásticamente con respecto al viernes, cuando resultaban contagiados más de 9.000 equipos por hora.
El virus afectó a ordenadores con versiones antiguas de software de Microsoft que no había sido actualizado recientemente. La firma liberó parches el mes pasado y el viernes para arreglar la debilidad que permitió al gusano WannaCry propagarse por las redes. Diversas fuentes han apuntado que el virus utilizaba una herramienta elaborada por la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) y filtrada el pasado mes de abril a la red.