Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro chinos culminan 180 días en un entorno espacial simulado

Cuatro voluntarios han culminado su estancia de 180 días en una cápsula espacial sellada en la ciudad china de Shenzen, poniendo a prueba tecnología prevista para la exploración espacial.
Los voluntarios --tres hombres y una mujer-- fueron seleccionados de entre 2.110 candidatos que se presentaron al llamamiento del Astronaut Center of China realizado en mayo pasado. Durante seis meses, han vivido en una cápsula sellada con una superficie de 370 metros cuadrados.
El proyecto pretende arrojar luz sobre los efectos fisiológicos de un ambiente hermético y cambios de los ritmos biológicos. Según Xinhua, los voluntarios admitieron que estaban agotados y sufrieron física y mentalmente en la parte final de la prueba. El aliento que recibieron de sus colegas, el taichi y la lectura les dieron ánimos y ocupación para completar la estancia.
Uno de los propósitos del proyecto fue diseñado para probar el sistema de soporte de vida basado en la tecnología utilizada en la nave espacial Shenzhou. "Yo era el agricultor en la cápsula", dijo Luo Jie, que se encargó de 25 tipos de plantas en cinco categorías, incluyendo tomates, patatas y trigo. Tong Feizhou, la única mujer voluntaria, llevó a cabo los controles físicos de sus compañeros, mientras que Tang Yongkang aseguró las condiciones de descanso.
En los últimos seis meses, el 99 por ciento de agua, el 70 por ciento de los alimentos y todo el oxígeno consumido por los voluntarios fue reciclado dentro de la cápsula.
"Hemos alcanzado nuestro objetivo", dijo Li Yinghui, científico principal del proyecto China Manned Space Engineering, que dirigió la prueba. "La prueba ha profundizado nuestra comprensión del sistema de soporte de vida, y nos ha dado una base para diseñar tareas para la estación espacial".
China lanzó la nave espacial tripulada Shenzhou-11 este mes de octubre. Dos astronautas pasaron 30 días en el Tiangong-2, primer laboratorio espacial de China, en preparación para poner una estación espacial tripulada permanente en órbita.