Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Operan con éxito a un bebé que nació con cuatro piernas y cuatro brazos

bebé con ocho extremidades,Uganda,Paul Mukisa,Mulago Hospital en Kampala,gemelo parasitariocuatro.com

Un grupo de cirujanos de Kampala, en la capital de Uganda, han realizado una complicada operación a un bebé que nació con cuatro piernas y cuatro brazos. Paul Mukisa, que nació el pasado 27 de mayo, es un caso definido como 'gemelo parasitario', en el que uno de los fetos no se desarrolla completamente. La intervención fue todo un éxito y el pequeño ya se está recuperando satisfactoriamente.

"Al bebé se le sometió a anestesia general para separar el torso y tronco del gemelo parasitario que tenía dos brazos, pero no tenía cabeza ni corazón, del bebé huésped", explicó el doctor Nasser Kakembo, uno de los cirujanos que realizó la operación.
Paul Mukisa compartía con su gemelo parasitario parte del hueso pélvico. Las pruebas médicas revelaron que los órganos internos del bebé estaban ubicados incorrectamente, según lo publicado por el portal de la CNN. 
Su corazón estaba en el lado derecho de su cuerpo, en lugar de estar en el izquierdo, mientras que su hígado estaba en el lado izquierdo en lugar de estar en el derecho.
El pasado 18 de agosto los médicos decidieron realizar la operación cuando ya el bebé estaba en condiciones de soportar una intervención sin riesgos.
"Separamos las extremidades inferiores del gemelo parasitario, lo cual incluyó desarticular las extremidades inferiores derecha e izquierda que estaban unidas por las articulaciones. Controlamos la hemorragia y confeccionamos capas de piel para cerrar la respectiva herida", explicó Kakembo.
Tres semanas después de la operación, el bebé se está recuperando y está siendo amamantado sin dificultad, según los médicos.
"Tanto el padre como la madre estaban muy agradecidos porque al principio pensaron que se debía a la brujería, y su bebé era motivo de burlas debido a las anomalías", dice Kakembo.
La incidencia de gemelos siameses es uno en 50.000, mientras que los gemelos parásitos son extremadamente poco comunes.