Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las personas de habla bantú adquirieron mutaciones genéticas ventajosas por la mezcla con otras poblaciones de África

Investigadores han utilizado el análisis genético para modelar los caminos de la migración y los patrones de mezcla de personas de habla bantú con el fin de saber cómo se diseminaron a través de África. Sus resultados revelan cómo los pueblos de habla bantú (BSP, por sus siglas en inglés), que a día de hoy representan un tercio de los africanos subsaharianos, alcanzaron variaciones genéticas asociadas con la resistencia a la malaria y la digestión de la lactosa, además de arrojar luz sobre la diversidad genética de los afroamericanos modernos.
Todavía siguen sin saberse muchos aspectos de la historia genética de los BSP, incluyendo cómo se dispersaron desde el oeste de África central en todo el continente y si adquirieron genes ventajosos en el proceso. Para obtener más información, el investigador Etienne Patin y otros compañeros analizaron un total de 548.055 polimorfismos de un sólo nucleótido de alta calidad de 2.055 individuos modernos de 57 poblaciones de África.
Usando el software de modelado, los investigadores encontraron que los BSP se movieron primero hacia el sur a través de la selva antes de migrar más al sur y al este, lo cual ha sido debatido. A medida que se dispersaban a través de la selva, los BSP encontraron poblaciones locales de cazadores-recolectores de bosques lluviosos (RHG, por sus siglas en inglés), lo que resultó en un evento de mezcla hace aproximadamente 800 años.
Los análisis de los datos permitieron a los autores identificar los genes adaptativos que BSP probablemente adquirieron de otras poblaciones africanas, incluidos los genes específicos relacionados con el sistema inmune. Por último, para entender mejor la contribución genética de los BSPs a los afroamericanos actuales de Norteamérica, el equipo estimó la ascendencia africana de 5.244 afroamericanos de varios lugares del continente norteamericano.
Entre otros hallazgos, los investigadores informan de que los afroamericanos en estas localidades mantienen aproximadamente el 16 por ciento de ancestros de RHG en el oeste, lo que sugiere que los afroamericanos son más diversos genéticamente de lo que se había sugerido anteriormente.