Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los cambios que la Xbox One necesita para triunfar en Japón

Xbox Onecuatro.com

La compañía Microsoft debe adaptar su nueva generación de consolas, Xbox One, a los usuarios japoneses para no repetir el fracaso de Xbox 360. Los ejecutivos japoneses saben que por las exigencias de los usuarios, la nueva consola se adapta mejor al mercado estadounidense y europeo, por lo que Xbox One necesitaría un rediseño para poder triunfar entre el público japonés.

Xbox One contará desde su lanzamiento con la consola, el sensor de movimiento Kinect totalmente renovado, que podrá utilizarse no solo en los videojuegos sino también en las aplicaciones y los servicios de entretenimiento que ofrece, así como un controlador que también ha sufrido algunos cambios respecto a su generación anterior.
Más que una nuevos consola, Microsoft ha definido Xbox One como un "centro de entretenimiento".
Sin embargo, este modelo puede que no funcione en todos los países en los que la consola se lance. En el caso de Japón, la consola no llegará hasta 2014 pero la compañía debe realizar una serie de cambios para que Xbox One triunfe entre el público japonés.
Según recoge la revista oficial de Xbox 30, para el presidente y consejero delegado de Microsoft Japón, Yasuyuki Higuchi, la Xbox se orienta hacia un estilo de vida occidental y por ello están valorando el lanzamiento de la consola tal y como se conoce hasta ahora en el país.
"Todavía estamos pensando cómo lidiar con cosas como los servicios de música y video en cada país. Para ser honesto, (lanzarlo en Japón) sería difícil".
Por su parte, el director de consumo de Microsoft Japón, Haruaki Kayama, asegura que se trata de "una cuestión de lo mucho que podemos hacer antes del lanzamiento de la Xbox One. Tenemos que preparar el contenido que es relevante para Japón".
Por ejemplo, Higuchi está muy interesado en el nuevo Kinect pero es consciente de que sus compatriotas tienen un enfoque diferente a las exigencias de los demás países en el extranjero.
"En Japón, los jugadores están alejándose de sus consolas y el uso de los 'tablets' y 'smartphones' para jugar ocupan su lugar", asegura Higuchi.
"Va a ser difícil ampliar el volumen de consolas en el salón. También estoy mirando los movimientos de Sony y Nintendo y así sucesivamente debe ser la búsqueda de las cosas más difíciles", concluye.