Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varias compañías planean recuperar los aviones supersónicos para vuelos comerciales

El sector comercial aeronáutico está a las puertas de una gran revolución. Varias compañías europeas y estadounidenses, con la participación directa de la NASA, quieren recuperar, antes de 2023, los vuelos supersónicos que llegó a realizar el avión Concorde, que aterrizó hace 14 años. Se proponen superar los principales obstáculos de este: asediado entonces por su alto coste y escasa rentabilidad y su excesivo ruido en tierra, Motivos principales a los que se sumó su único accidente, ocurrido en Francia en julio del año 2000 y en el que murieron 113 personas. Las mejoras actuales en aerodinámica, en materiales y en motores, hasta un 30 por ciento más eficientes y sobre todo, más silenciosos, asegurarían, afirman, la supervivencia comercial de estas aeronaves, con un precio por billete similar de entrada a los de la primera clase actual.