Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Subastado por 18.000 euros un esqueleto único de un Mosasaurus

La plataforma de subastas 'catawiki.es' ha cerrado por 18.000 euros una subasta de un esqueleto de un Mosasaurus, el dinosaurio marino más peligroso que se ha conocido, según informa el portal.
El Mosasaurus, más conocido como el 'Monstruo de Maastricht', vivió en Europa Occidental y Norteamérica hace más de 66 millones de años. El primer espécimen encontrado fue en 1776 por Saint Pierre en el río Mosa, cerca de la ciudad de Maastricht. Se cree que vivía cerca de la superficie de los océanos y que algunos ejemplares llegaron a medir los 17 metros de longitud.
El esqueleto del Mosasaurus subastado alcanzaba los cuatro metros de largo, la estructura corporal del ejemplar estaba prácticamente completa y se conservaba en perfecto estado. Además, contaba con certificado de autenticidad y cumplía con todos los requisitos legales para ser subastado.
Este ejemplar formaba parte de una subasta especial de dinosaurios en el que había un total de 65 fósiles más, entre los que se encontraba el esqueleto de un Psittacosaurus, dos huevos de Velociraptor fosilizados, algunos dientes de un Carcharodontosauros, entre otros.
La plataforma llevará a cabo una nueva subasta de colección de fósiles. Entre las piezas por las que se podrá pujar está una estrella de mar fósil de más de 450 millones de años y procedente de Marruecos. También se puede encontrar en esta subasta especial una amonita de más de medio metro de ancho, tamaño que solo se encuentra en museos, o fósiles de peces de más de 50 millones de años procedentes de Francia, Estados Unidos, Alemania o Brasil, entre otras muchas piezas únicas.
El director general de Catawiki en España y Portugal, Alejandro Sánchez, ha afirmado que "para muchos coleccionistas, puede ser la única oportunidad de conseguir una pieza de colección de estas características puesto que no todos los días se ve a subasta la colección de fósiles más grande de Europa".