Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Space X reanuda lanzamientos del cohete Falcon 9 el 8 de enero

SpaceX planea volver a lanzar cohetes espaciales el próximo 8 de enero, después de una investigación sobre por qué uno de ellos estalló en llamas en una plataforma de lanzamiento hace cuatro meses.
En un comunicado, SpaceX dijo que esperaba lanzar un cohete Falcon 9 de la Base de Vandenberg de la Fuerza Aérea de EEUU en California el 8 de enero, para poner 10 satélites en órbita para Iridium Communications Inc.
SpaceX suspendió los vuelos después de que el mismo modelo de cohete sufriera un incendio el 1 de septiembre, mientras estaba siendo preparado para una prueba de rutina antes del lanzamiento en Florida. La explosión destruyó el cohete de 62 millones de dólares y un satélite de comunicaciones israelí de 200 millones de dólares.
Space X, propiedad y operado por Elon Musk, tiene una cartera de más de 70 misiones para la NASA y clientes comerciales, por valor de más de 10.000 millones de dólares.
La declaración de la compañía dijo que los investigadores de accidentes concluyeron que un recipiente de helio dentro del tanque de oxígeno de la etapa superior del cohete había explotado.
En el corto plazo, SpaceX planea renovar sus procedimientos de abastecimiento de combustible para que el oxígeno líquido súperfrío no se acumule entre el revestimiento del tanque de helio y su revestimiento exterior, agregó.
SpaceX dijo que la acumulación de oxígeno en un hueco o una hebilla en el revestimiento probablemente condujo a la explosión.
A largo plazo, SpaceX implementará cambios en el diseño de las (bombas de helio) para evitar las hebillas por completo", dijo el comunicado.
La compañía no dijo cuándo los nuevos tanques de helio estarían listas para volar, pero sí que el uso de helio a una temperatura más caliente y una operación de abastecimiento de combustible más lenta evitarán que estallen.