Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sony gana un 50% menos en su último ejercicio, pero espera su mejor resultado en 20 años en 2018

El beneficio neto atribuido de Sony al cierre de su último año fiscal, que concluyó el pasado 31 de marzo, alcanzó los 73.289 millones de yenes (602 millones de euros), lo que supone una reducción del 50,4% respecto al ejercicio anterior, según anunció el conglomerado japonés, que espera alcanzar en 2018 sus mejores resultados en veinte años.
La facturación de Sony entre abril de 2016 y marzo de 2017 sumó 6,6 billones de yenes (62.419 millones de euros), un 6,2% menos que un año antes, como consecuencia del impacto del cambio de divisa, sin el que sus ventas se habrían mantenido estables respecto al ejercicio precedente.
Por su parte, el resultado operativo de Sony alcanzó los 288.700 millones de yenes (2.372 millones de euros), un 1,9% menos, después de que la multinacional amortizara 962 millones de dólares (881 millones de euros) por el deterioro de los activos en su división de películas.
La facturación del negocio de móviles cayó un 32,7% y la del área de imagen un 15,3%, mientras en hogar y sonido los ingresos disminuyeron un 10,4% y en la filial de películas un 3,7%. Por su parte, la división de juegos aumentó sus ventas un 6,3%, la de música un 4,6% y la de semiconductores un 4,6%.
En el cuarto trimestre de su ejercicio, Sony obtuvo un beneficio neto atribuido de 27.650 millones de yenes (227 millones de euros), frente a las pérdidas de 88.337 millones de yenes (727 millones de euros) el año anterior.
De cara al presente ejercicio, que concluirá en marzo de 2018, Sony espera lograr un beneficio atribuido de 255.000 millones de yenes (2.093 millones de euros), un 248% más que el pasado ejercicio, mientras sus ventas podrían aumentar un 5,2%, hasta 8 billones de yenes (65.676 millones de euros).
Asimismo, el conglomerado japonés prevé alcanzar un beneficio por operaciones de 500.000 millones de yenes (4.104 millones de euros), una cifra un 73,2% más alta que el último ejercicio y su mejor resultado desde 1998.