Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 30 bebés prematuros han muerto en hospitales de Hama porque el Gobierno cortó la electricidad

Al menos 30 bebés prematuros han muerto en tres hospitales de la ciudad de Hama, en el oeste de Siria, porque el Gobierno había cortado el suministro eléctrico en estos centros, según han dicho sus madres y varios médicos al portal de noticias 'Gulf News'.

En el Complejo Médico Al Assad, en el norte de la ciudad, Mohamad al Humaid, un niño de cuatro meses que estaba en una incubadora, murió junto a otros cuatro bebés. Amira al Khoder afirmó este jueves que su hija, que estaba en ese centro, murió unos días después de nacer. "Se había cortado el suministro eléctrico en el hospital hacía cinco días y no tenían diésel para poner en marcha el generador", explicó.

Varios médicos del Hospital Al Horani señalaron que 17 bebés prematuros que estaban en incubadoras fallecieron un día antes de que el Ejército irrumpiera en la ciudad para buscar a manifestantes antigubernamentales.

"Pudimos hacer funcionar los generadores de emergencia durante tres días, pero el 4 de agosto nos quedamos sin diésel y entonces pedimos al Ejército que permitiese que llegase más diésel, pero dijeron que no podían autorizarlo", explicó un médico que no quiso hacer pública su identidad.