Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Shazam también quiere reconocer imágenes

Shazam, plataforma web de reconocimiento musicalShazam.com

El servicio de reconocimiento de música Shazam planea ampliar sus servicios y permitir reconocer imágenes para acceder a productos. Si bien Shazam ya posee la tecnología necesaria para dar información de un programa de televisión sólo con su música, la imagen sería el siguiente paso.

La empresa quiere que hagamos del 'shazaming' algo habitual en nuestro día a día, es decir, quiere formalizar todavía más el uso del Shazam en la vida rutinaria de los usuarios. Para ello a su servicio de reconocimiento de canciones, agregó otro de aporte de información a través de las sintonías de los programas o series de televisión.
Ahora, los cerebros detrás de la tecnología del producto prometen agitar de nuevo su varita mágica sobre nuestras rutinas diarias, revolucionando la forma en que utilizamos los dispositivos móviles para reconocer y consumir información. Con el reconocimiento de películas o series se podría estimular el concumo en servicios bajo demanda que ofrecen estos productos online.
Pero no solo eso; el sistema de Shazam está pensado para que compremos cualquier contenido que está dentro de la pantalla, como el vestuario de los presentadores. "Tenemos la capacidad de identificar el producto en un programa de televisión para que cuando alguien lo busque con Shazam, pueda averiguar de dónde es el vestido del presentador con un sólo click", explicaba el CEO, Andrew Fisher.
El directivo ha afirmado: "Estamos enfocados en crear una nueva categoría que llamamos compromiso de los medios. Ahora es más fácil para los consumidores comprometerse con una marca o una parte del contenido que les interesa, sin tener que pasar a través de motores de búsqueda".
Además no ha dudado en asegurar que los resultados de trabajar con la programación de televisión y la publicidad pueden suponer que una ranura de 30 segundos se convierta en un compromiso de la marca de tres minutos.
Esta semana, Fisher también desvelaba la incorporación al equipo de Shazam del responsable de la web de la BBC de servicios a la carta, Daniel Danker, para ocupar el puesto de director de productos de Shazam. Además se une a otro recluta de alto perfil, el co-fundador de lastminute.com, Brent Hoberman, que fue nombrado parte de la Junta directiva en noviembre. Su cometido es el desarrollo de plataformas de software junto con las asociaciones de televisión y comerciales en el Reino Unido, entre otros territorios.
"La publicidad de marca global tiene un valor de un billón de dólares, por lo que cualquier persona que pueda aprovechar eso va a ser recompensado con creces", dijo Fisher, que pretende que Shazam sea de esas empresas que lo aprovechan.
Un portavoz de la empresa afirmó que había habido más de 20 millones de descargas a través de Shazam sólo en el Reino Unido y que se unen a este servicio aproximadamente 2 millones de usuarios a la semana en todo el mundo. La empresa, que cuenta con 125 empleados en su sede de Hammersmith y otros 40 en el extranjero, está teniendo un gran crecimiento, por lo que no es de extrañar que quieran ampliar sus miras.
Del sonido a la imagen
El año pasado, los datos de consumo y visión publicados por la agencia Neilsen demostraron que 4 de cada 5 usuarios con teléfono móvil lo utilizan a la vez que ven la televisión. Por ello Shazam vincula los hábitos de consumo multimedia con la tecnología innovadora que aporta un nivel más de información y experiencia para los espectadores.
Cuando los usuarios buscan música o sintonías de un programa de televisión, la aplicación toma una muestra de espectrograma de la huella digital del contenido de audio y lo compara con una amplia base de datos. En la actualidad, el reconocimiento de la imagen no es funcional, pero el contenido de sonido único en la salida de TV (en el momento de la emisión) sería suficiente para conducir a los usuarios al contenido relevante en su dispositivo móvil.
Fisher espera que el reconocimiento de imágenes sea el siguiente paso y que sea posible saber por ejemplo, donde comprar un determinado vestido que lleve una presentadora, a través de una imagen del mismo.
El directivo quiso marcar la diferencia entre Shazam y los servicios de información adicional de la televisiones digitales: "Con Shazam, los usuarios pueden acceder a una lista de personajes, los detalles de la banda sonora, leer los tuits de los actores, echar un vistazo a la secuencia de comandos, comprar el producto en pantalla y mucho más en sus dispositivos móviles individuales sin interrumpir a nadie más que esté viendo la televisión."
La regulación en cuanto a este sistema de Shazam todavía pone muchos obstáculos para proteger los derechos de los consumidores. Por lo tanto aún le queda camino por recorrer para, además de perfeccionar el servicio existente, se incluya la posibilidad de identificar imágenes. Pero por parte de la empresa tienen claro que ahí radica el futuro de la tecnología de Shazam.