Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primera demostración de inteligencia artificial basada en espintrónica

El funcionamiento básico de la inteligencia artificial basada en espintrónica ha sido demostrada con éxito por primera vez por investigadores de la Universidad de Tohoku.
La inteligencia artificial, que emula la función de procesamiento de información del cerebro, que puede ejecutar rápidamente tareas complejas y complicadas como el reconocimiento de imágenes o la predicción del tiempo, ha atraído una atención creciente y ya ha sido puesta en práctica en parte.
La inteligencia artificial actualmente utilizada trabaja en el marco convencional de la tecnología de circuitos integrados basados ?en semiconductores. Sin embargo, esto carece de la compacidad y la baja potencia del cerebro humano. Para superar este desafío, la implementación de un solo dispositivo de estado sólido que desempeña el papel de una sinapsis es altamente prometedor.
En este sentido, el grupo de investigación de la Universidad de Tohoku desarrolló una red neural artificial en la que se emplean sus dispositivos espintrónicos recientemente desarrollados.
El dispositivo espintrónico usado es capaz de memorizar valores arbitrales entre 0 y 1 de una manera análoga a diferencia de los dispositivos magnéticos convencionales, y así realizar la función de aprendizaje, que es brindada por la sinapsis en el cerebro.
Utilizando la red desarrollada, los investigadores examinaron una operación de memoria asociativa, que no es fácilmente ejecutada por los ordenadores convencionales. A través de los ensayos múltiples, confirmaron que los dispositivos espintrónicos tienen una capacidad de aprendizaje con la que la red neuronal artificial desarrollada puede asociar con éxito patrones memorizados tal como lo hace el cerebro humano.
Se espera que la demostración del concepto de prueba en esta investigación abra nuevos horizontes en la tecnología de la inteligencia artificial: una que es de un tamaño compacto, y que alcanza simultáneamente capacidades de procesamiento rápido y consumo de energía ultrabajo.
Estas características deben permitir que la inteligencia artificial se utilice en una amplia gama de aplicaciones de la sociedad tales como reconocimiento de imagen/voz, terminales portátiles, redes de sensores y robots de cuidados de enfermería.