Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega Playar, la a realidad aumentada de la mano de una aplicación española

realidad aumentada playarPlayar

Al usuario le bastará enfocar con su teléfono móvil la portada de las revistas y automáticamente encontrará en la pantalla de su dispositivo contenido interactivo, vídeos, botones para acceder a otros contenidos online y animaciones. Es lo que permitirá Playar, la nueva aplicación que integra la realidad aumentada con contenidos que no están en el papel.

La experiencia y posibilidades de realidad aumentada que ofrece Playar supone un paso más allá de tecnologías como Códigos QR o Bidi, que sólo permiten integrar interacciones básicas enfocadas a contenidos publicitarios fundamentalmente.
Playar permite hacer compras directas en tiendas 'online' a través de vallas, carteles escaparates y folletos, pero además se podrán leer contenidos adicionales desde publicaciones impresas en papel.
Explicado así puede resultar difícil de entender, pero imagine que habéis comprado una revista tradicional, impresa en papel. Si el lector tiene instalado Playar le bastará enfocar su móvil a algunas páginas para que en su dispositivo aparezcan otros contenidos que no están en la publicación que tiene en las manos.
Estos pueden ser vídeos, fotografías, making off de la portada y otros tantos datos, como tráilers a los que accederán los usuarios gracias a aplicación desarrollada para iOS y Android por la compañía española StakerApps, que integra la tecnología más avanzada del mundo de la realidad aumentada.
A lo largo de 2012, se ha popularizado el uso de la realidad aumentada en países como EEUU, Reino Unido y Alemania, en la que los usuarios comienzan a interactuar con contenidos de revistas, anuncios en soportes exteriores y en el mismo packaging de productos.
Esta nueva forma de interactuación con los consumidores, las empresas no sólo consiguen mejorar la relación con las marcas sino que permiten vincular de forma barata, sencilla y medible, los soportes offline con Internet.