Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Periscope incluye un mensaje contra la orden ejecutiva de Trump en su pantalla de carga

En respuesta a la orden ejecutiva aprobada por Donald Trump que prohíbe la entrada de inmigrantes y refugiados de siete países de mayoría islámica a Estados Unidos, la red social de vídeo Periscope ha añadido a la pantalla de carga de su 'app' un mensaje reivindicativo: "Orgullosamente hecho en Estados Unidos por inmigrantes".
Periscope ha publicado un comunicado firmado por su equipo y sus cofundadores, Joe Bernstein y Kayvon Beykpour, en el que ha querido resaltar que la red social ha sido "construida, mantenida y gestionada por personas de distintos credos y países". "Sin inmigrantes y refugiados, Periscope no existiría", han añadido.
El veto de Donald Trump, aprobado el pasado viernes mediante una orden ejecutiva unilateral, prohíbe la entrada a Estados Unidos durante 90-120 días de inmigrantes y refugiados procedentes de siete países de mayoría islámica: Siria, Yemen, Sudán, Somalia, Irak, Libia e Irán.
Mediante este mensaje visible en la pantalla de carga de la aplicación y el comunicado, el equipo de la red social de 'streaming' ha animado a su comunidad de usuarios a oponerse a las medidas de Trump, utilizando la herramienta para generar un "diálogo global sin filtros". No en vano, Kayvon Beykpour, cofundador de la red social, es precisamente descendiente de refugiados iraníes que huyeron del país persa poco antes de la Revolución de los Ayatolás de 1979.
Las principales compañías tecnológicas se han posicionado en contra de las últimas medidas adoptadas por Donald Trump. Google, Microsoft, Netflix, Facebook o Apple son algunas de las empresas que han declarado su rechazo a la orden ejecutiva de deportaciones tomada por el presidente estadounidense.
Otro de los altos cargos de Silicon Valley que se ha posicionado recientemente sobre esta cuestión ha sido el CEO de Apple, Tim Cook, quien ha querido dejar clara la postura de la compañía y ha mandado una carta a sus empleados en la que asegura que Apple "no existiría sin la inmigración".
Por su parte, Google ha anunciado la creación de un fondo de cuatro millones de dólares que donará entre cuatro organizaciones estadounidenses comprometidas con los derechos de los inmigrantes. El fondo se compone de dos millones de dólares aportados por la compañía y otros dos millones procedentes de las donaciones de sus empleados.