Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Orange se convierte en el nuevo patrocinador del torneo de máximo nivel de los eSports

El pasado fin de semana se celebró en Madrid --en el marco de Gamergy Orange Edition-- la undécima edición de la FinalCup de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), que volvió a batir todos los récords, congregando a 348.000 espectadores únicos online. Esto supone un aumento del 10% con respecto a la FinalCup anterior, celebrada el mes de junio.
FinalCup se despide y deja paso a una nueva competición, fruto de la colaboración entre el Grupo MEDIAPRO (LVP) y Orange, nuevo patrocinador del torneo de máximo nivel de los eSports: la Superliga Orange, que se presentó ayer durante Gamergy Orange Edition y cuyo anuncio fue 'trending topic' en España.
Con una mejor producción audiovisual, la profesionalización del torneo y una mayor distribución de los contenidos, la Superliga Orange contribuirá a situar a la LVP como un referente mundial, explica la compañía a través de un comunicado.
Los espectadores de la nueva Superliga Orange podrán disfrutar de un seguimiento y producción audiovisual con los más altos estándares de calidad. La retransmisión contará con dos nuevos platós de formato televisivo situados en el edificio IMAGINA (sede del Grupo MEDIAPRO en Barcelona), para la difusión online de los partidos y el posterior debate y análisis de expertos.
Un nuevo planteamiento audiovisual, gráficos y estadísticas dinámicas, y una mayor calidad de sonido harán de la retransmisión de la máxima competición de los eSports "una experiencia única en el disfrute de los deportes electrónicos", añade la nota.
LVP incrementará también los contenidos dedicados a informar sobre la competición y mejorará la producción gracias a una ampliación del equipo de técnicos y creadores audiovisuales de la liga. Una unidad móvil cubrirá las informaciones relacionadas con la Superliga Orange y se trasladará a las sedes de los clubes, entrevistando a jugadores y elaborando reportajes.
Por otra parte, para ir extendiendo el conocimiento y seguimiento de los eSports por toda la geografía, la LVP ofrecerá un mayor soporte al circuito de bares de deportes electrónicos que emiten la competición profesional española --actualmente 16 locales en 12 ciudades--. Asimismo, organizará un nuevo recorrido de eventos presenciales, que se anunciará en unas semanas y que llevará la experiencia de la Superliga Orange por todo el territorio.
La nueva etapa que inicia ahora la LVP, fruto de la colaboración del Grupo MEDIAPRO y Orange, contribuirá también de forma decisiva al refuerzo de la profesionalización de los eSports en España, a través de la retribución de los clubes presentes en la competición con un sistema mixto similar al utilizado por La Liga de Fútbol Profesional.
De esta manera, se persigue promocionar los proyectos deportivos y aumentar la exposición de los clubes y su profesionalización para que la liga se posicione como un referente mundial. El impulso y desarrollo de la publicidad y el patrocinio contribuirán también a una mejor financiación de los clubes y la propia competición.