Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo Megaupload de Kim Dotcom instalado en la nube

Kim Dotcom, fiel a su estilo, en la foto que él mismo colgó en Instagram para decirle a la red social que es él.Instagram

Kim Dotcom ha dado algunos detalles de su nuevo proyecto, Mega. Se trata de un servicio similar a Megaupload en cuanto a su funcionamiento, pero protegido para que sea legal. Básicamente Dotcom ha apostado por llevar los contenidos a la nube y por protegerlos mediante un sistema cifrado, que hará que los propietarios sean los únicos responsables de su contenido.

El fundador de Megaupload prepara su regreso. Después de su detención y del cierre de su servicio de almacenamiento, Kim Dotcom parece decidido a volver a ofrecer a los usuarios la posibilidad de almacenar y compartir grandes archivos de datos a través de Internet.
Sin embargo, esta vez Dotcom está diseñando un sistema que permita que su servicio sea legal y no se pueda bloquear.
Con la lección aprendida, Kim Dotcom está diseñando Mega. En un reportaje de la web Wired el fundador de Megaupload ha explicado los detalles que diferencian este servicio de su anterior propuesta.
El objetivo de Mega es básicamente el mismo que tenía Megaupload. Permitir a los usuarios subir, compartir y descargar archivos. Hasta ahí, todo sigue igual.
Sin embargo, Dotcom y sus abogados han trabajado en una forma que haga que los contenidos no puedan ser intervenidos ni el servicio clausurado. Para ello, han decidido desarrollar Mega en base a dos estrategias básicas.
La primera es que los contenidos se almacenen en la nube. Parece que en esta ocasión los archivos se distribuirán en distintos servidores, con varias copias, de manera que sea más complicado su bloqueo.
En segundo lugar, se ha buscado una forma de que la empresa, y el propio Dotcom, no tengan ninguna responsabilidad respecto a los contenidos. De esa manera, Mega está diseñado como un servicio contenedor, en el que la compañía en ningún momento conoce la naturaleza de los contenidos que almacenan sus clientes.
Para ello, Mega contará con un sistema de cifrado que los usuarios gestionan. La compañía no tiene acceso a las claves para acceder a los contenidos, de forma que no tiene capacidad para conocer los mismos.
Esta idea persigue aprovechar la legislación sobre privacidad, que protegería el derecho de los usuarios a que sus datos sean privados.
El fundador de Megaupload ha explicado que estas características hacen que su servicio sea totalmente legal al tiempo que garantiza su seguridad ante posibles cortes.