Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 58% de los seguidores de Justin Bieber en Twitter son falsos

Justin Bieber, en TwitterTwitter

¿Quién es quién en la cuenta de los más famosos en Twitter? No todos nuestros seguidores son reales. Algunos, aunque no sean comprados, son falsos, lo que se conoce como spam o 'bots', perfiles falsos con pocos seguidores, pero que siguen a mucha gente. Algunos, incluso, no tienen foto de perfil.

El rey por excelencia en la red de microblogging, el cantante Justin Bieber, con 34.090.717 fans, tiene un 58 por ciento de seguidores falsos o inactivos. Y su compañera de ranking, Lady Gaga, con 33.883.209 seguidores, sólo posee un 28 por ciento de fans buenos, informa Información Sensible.
Sin dejar el panorama musical y aterrizando en España, Alejandro Sanz, con 8.336.304, sólo alcanza un 21 por ciento de seguidores buenos. En esa misma línea se encuentra el cantante almeriense David Bisbal que con 4.812.892, un 48 por ciento son falsos fans y un 35 por ciento inactivos.
La web Fakers.statuspeople muestra el tanto por ciento de los seguidores de tu cuenta que son falsos, inactivos o buenos. En su página explica que el método que utilizan es coger una muestra de los seguidores, hasta un máximo de 1.000, y lo comparan con unos criterios de spam que ellos manejan. Esta herramienta permite evaluar cuántos de tus seguidores tienen una actividad real.
En el plano de la política, el presidente de los EE UU, Barack Obama, con 26.932.116 fans, sólo mantiene un 27 por ciento con actividad real. En España, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con 406.943 fans, posee un 48 por ciento de usuarios inactivos o falsos, mientras que el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, con 164.983 seguidores, ostenta un 46 por ciento.
No todos los usuarios falsos o inactivos en Twitter son comprados, pero esta herramienta demuestra que no todos los famosos lo son tanto como aparentan.