Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigadores cartografian migraciones mediante datos de telefonía móvil

Los investigadores del Grupo de Sistemas Complejos (GSC) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han utilizado los datos de telefonía móvil generados por 9 millones de usuarios para estudiar la movilidad de la población de Senegal. Los resultados muestran una "clara correlación" entre un aumento de las llamadas telefónicas con los flujos migratorios con la actividad agrícola y con las fiestas religiosas que se celebran en el país.
En este sentido, los expertos han indicado que la utilización de este tipo de datos para conocer los patrones de comunicación y movilidad de las personas puede resultar de gran utilidad para detectar sucesos extremos -como catástrofes naturales- y proveer de información complementaria para optimizar la gestión de recursos en dichas situaciones.
Asimismo, los autores del estudio han explicado que "este trabajo se enmarca en una línea de investigación que pretende detectar y caracterizar fenómenos socioeconómicos y culturales por medio de datos de telefonía móvil y redes sociales". Además, han señalado que el objetivo fundamental "es aportar soluciones novedosas que permitan monitorizar en tiempo real los patrones de comunicación y movilidad de las personas, lo que permitirá detectar sucesos extremos y mejorar la gestión de los recursos en tales situaciones".
Cada vez que se llama por teléfono se genera una serie de datos (la hora de la llamada, la duración, la antena desde la que ha conectado, etc.), parte de los cuales son utilizados por la compañía telefónica para calcular la factura. Estos datos, según han indicado los investigadores, son un reflejo de las actividades del día a día, de manera que si se tiene acceso a un volumen suficientemente grande de los mismos es posible tomarle el pulso a la sociedad.
De esta forma, se pueden desvelar estructuras y dinámicas socioeconómicas, detectar y predecir eventos inusuales o revelar problemáticas sociales. Es por esto que en los últimos tiempos se ha puesto en valor la utilidad de los datos de telefonía móvil como fuente de información para estudios sociológicos a gran escala mediante técnicas de big data. Así, uno de los desafíos en este campo consiste en extraer patrones de comunicación de estos datos y discernir la causa que los ha generado.
Los investigadores han señalado que en un estudio de este tipo es fundamental tener en cuenta el contexto en el que se han generado los datos y en el caso de Senegal, hay que preguntarse qué eventos pueden ser suficientemente relevantes como para que se puedan detectar sus efectos sobre las redes de telecomunicaciones. Por un lado, explican, el país tiene una economía basada en gran medida en la agricultura. Debido a la climatología y a la escasez de explotaciones con irrigación artificial, la temporada de la cosecha siempre se sitúa hacia el final de la época de lluvias, en torno a octubre, provocando la migración masiva de trabajadores estacionales. Por otro lado, la religión mayoritaria es el islam, por lo que, según indica el estudio, es de esperar que la celebración de ciertas festividades, como la que conmemora el nacimiento de Mahoma, se vea reflejada de alguna manera en los datos.
A partir de los datos generados por miles de millones de llamadas telefónicas los investigadores del Grupo de Sistemas Complejos de la UPM han trazado los flujos migratorios que se producen en Senegal analizando los desplazamientos de los trabajadores estacionales. Por otro lado, utilizando técnicas de la ciencia de redes han detectado la celebración de eventos masivos asociados a festividades religiosas.