Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 4.000 millones de personas no tienen acceso a Internet

Un grupo de jóvenes en un cibercaféEfe/Archivo

El número de usuarios de Internet se ha triplicado desde el año 2005, aunque todavía hay 4.000 millones de personas que no cuentan con acceso a la red en la actualidad, según ha destacado el Banco Mundial en un informe sobre el desarrollo digital a nivel mundial.

El Banco Mundial ha indicado que pese a que tanto Internet, los teléfonos móviles como las tecnologías digitales "se están extendiendo rápidamente" en todo el mundo, los dividendos digitales esperados, que conllevarían un mayor crecimiento, empleo y servicios públicos, "están por debajo de las expectativas".
Además, la institución ha señalado que en la actualidad el 60% de la población mundial "sigue sin poder participar" en la economía digital, ante lo que ha indicado que los beneficios de la expansión de las tecnologías digitales han favorecido a las "personas adineradas, cualificadas e influyentes del mundo".
"La pérdida de oportunidades tiene un costo altísimo", ha afirmado el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, en un comunicado. "Para que los dividendos digitales puedan compartirse ampliamente entre todos los segmentos de la sociedad, los países también deben mejorar el clima de negocios", ha subrayado.
El Banco Mundial ha destacado que, pese a existir "casos individuales de éxito", por el momento el efecto de la tecnología tanto en la productividad, como en la ampliación de oportunidades para personas de clase media y escasos recursos y la propagación de una gobernanza responsable "ha sido mucho menor que el esperado".
El primer economista del Banco Mundial, Kaushik Basu, ha advertido de la necesidad de "ser conscientes de no crear una nueva subclase social". "Dado que casi el 20% de la población mundial no sabe leer ni escribir, es improbable que la expansión de las tecnologías digitales por si sola signifique el fin a la brecha de conocimientos que existe en el mundo", ha afirmado.
MEDIDAS PARA DESARROLLAR LA 'ERA DIGITAL'
Ante esta situación, el Banco Mundial ha instado a la puesta en marcha de dos medidas principales con el objetivo de que todos los países tengan acceso "la promesa de desarrollo" que conlleva "una nueva era digital".
En este sentido, la primera medida pasaría por hacer de Internet un medio "universal, accesible, abierto y seguro" para acortar la brecha digital, mientras que la segunda pasaría por una transformación de las empresas mediante un refuerzo de las regulaciones de competencia, la adaptación de las habilidades de los trabajadores y la promoción de instituciones responsables.
"Las estrategias de desarrollo digital deben ser más amplias que las estrategias del sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC)", ha afirmado el Banco Mundial en su 'Informe sobre el desarrollo mundial 2016: Dividendos digitales'.
"Para obtener el máximo provecho, los países deben crear las condiciones adecuadas para la tecnología", ha instado la institución, citando la mejora de regulaciones para facilitar la competencia y el ingreso en el mercado como las principales medidas a ejecutar.
LA TECNOLOGÍA DIGITAL "TRANSFORMA" ECONOMÍAS
En este sentido, la institución ha destacado que las tecnologías digitales pueden "transformar" las economías, sociedades e instituciones a nivel global, aunque ha advertido de que estos cambios "no están garantizados ni son automáticos".
"Los países que están invirtiendo tanto en tecnología digital como en sus complementos analógicos obtendrán considerables dividendos, mientras que los que no lo hagan probablemente quedarán rezagados", ha avisado el Banco Mundial, que ha indicado que e los últimos diez años ha invertido hasta 12.600 millones de dólares (11.600 millones de euros) en el sector de las TIC.