Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indra emplea la realidad aumentada para mejorar la gestión del tráfico aéreo

Indra ha aprovechado los beneficios que presenta la realidad aumentada para la navegación aérea con el desarrollo de una solución que recrea holográficamente el tráfico aéreo de un aeropuerto y permite analizar cómo ahorrar combustible y costes en los aterrizajes y despegues y cómo reducir el impacto acústico y ambiental.
Según explica Indra en un comunicado, la solución se apoya en las gafas Microsoft HoloLens para mejorar el diseño de rutas aéreas, reduciendo el consumo de combustible, las emisiones de CO2 y los costes para las aerolíneas, al mismo tiempo que ayuda a minimizar el impacto acústico que soportan las zonas urbanas próximas a los aeropuertos.
Como posible primera aplicación de esta tecnología, Indra ha escogido un proyecto real como caso de estudio, el de la construcción de la tercera pista del aeropuerto de Heathrow (Londres). El objetivo era desarrollar una herramienta que pueda facilitar el análisis de las rutas de aproximación para lograr aterrizajes y despegues continuos, que limiten el consumo de combustible y las molestias para poblaciones cercanas.
"La solución aprovecha las posibilidades que ofrece la realidad mixta, que fusiona el mundo virtual con el real y hace posible que ambos interactúen en tiempo real. De este modo, al ponerse las gafas Microsoft HoloLens, el usuario ve cómo aterrizan y despegan las aeronaves en la futura pista de Heathrow. Las imágenes holográficas se proyectan directamente sobre el espacio físico en el que se encuentra el usuario", explica.
La compañía añade que su solución ofrecerá a corto plazo otras aplicaciones en el mercado de tráfico aéreo, como la mejora del diseño de los sectores en los que se divide el espacio aéreo de un país o región y el estudio de las rutas que lo cruzan. Además, permitirá mejorar el diseño o ampliación de aeropuertos, de modo que los técnicos puedan escoger la mejor ubicación para las pistas y asegurarse que la torre de control no tiene puntos ciegos.
Entre las ventajas que ofrecen la realidad mixta y las HoloLens de Microsoft, Indra destaca el hecho de que el usuario ve un escenario virtual sin aislarse del entorno, al contrario de lo que ocurre con las gafas 3D convencionales. Esto le permite seguir con su trabajo mientras accede a información adicional, que se superpone y se relaciona con lo que está viendo en el mundo real.
La compañía agrega que, fuera ya del sector del tráfico aéreo, el potencial de esta tecnología para mejorar la comunicación, el acceso a información, y el ahorro de costes es "enorme", ya que ayudará en tareas de mantenimiento y permitirá a un operador compartir lo que ve con otra persona que se encuentre en otro lugar.
En el ámbito de la simulación aeronáutica, el sistema podría llegar a sustituir toda la parte visual de un simulador, lo que aportaría importantes ahorros. En la sanidad, podría emplearse para ayudar a cirujanos a planificar sus intervenciones y facilitará que equipos médicos de distintos hospitales puedan intercambiar opiniones clínicas.