Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IberEspacio inaugura sus nuevas instalaciones en Madrid con una inversión de 16 millones de euros

Las nuevas instalaciones de la empresa española de tecnología aeroespacial IberEspacio han sido inauguradas este lunes, 19 de septiembre, en el municipio madrileño de Torrejón de Ardoz y han contado con una inversión cercana a los 16 millones de euros, según informa la compañía.
El acto de inauguración ha sido presidido por el Alcalde de Torrejón de Ardoz, Ignacio Vázquez, el Director General del CDTI, Francisco Marín, el Director de la División Térmica de la ESA, Wolfgang Supper, y el Presidente de IberEspacio, Miguel Ángel Paradinas.
IberEspacio es una empresa que cuenta con más de 25 años de experiencia en el sector aeroespacial y es fabricante de equipos para el control térmico de satélites y vehículos espaciales. Entre sus clientes se encuentran fabricantes mundiales de satélites como el estadounidense Space Systems Loral, los europeos Airbus Defence & Space, Thales Alenia y OHB, así como agencias y centros espaciales de todo el mundo, incluyendo a la NASA (EE.UU.), la ESA (Europa), la JAXA (Japón), el DLR (Alemania) o el CNES (Francia), entre otros.
Así, en los próximos cinco años otros 1.250 equipos diseñados, fabricados y ensayados en Madrid por IberEspacio viajarán a bordo de 56 nuevos satélites, entre los que se encuentran misiones como el telescopio astronómico de la NASA James Webb Space Telescope (JWST), la próxima misión de exploración de Marte de la ESA 'ExoMars' o la misión 'Space-IL', desarrollada por una empresa privada para competir en el concurso 'Google Lunar XPrize', dotado con 20 millones de dólares para la primera empresa que logre posar sobre la Luna un ingenio espacial.
La compañía tiene una facturación prevista en 2016 de 11,4 millones de euros, un 45 por ciento más que en el ejercicio anterior (7,9 millones de euros), y un aumento previsto de su plantilla para este año del 40 por ciento, pasando de 97 trabajadores en 2015 a 150 en 2016, según han señalado desde la empresa.
El complejo cuenta con una superficie de 9.000 metros cuadrados y ha contado con una inversión cercana a los 16 millones de euros. Las nuevas instalaciones se dedicarán al diseño conceptual, la ingeniería, la fabricación y el ensayo de equipos de control térmico para satélites y vehículos espaciales, que constituyen un elemento para garantizar su adecuado funcionamiento y una vida útil superior a los 15 años sin posibilidad de llevar a cabo labores de mantenimiento.