Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los huéspedes de hoteles prefieren el Wi-Fi gratis al desayuno incluido

Los huéspedes de los hoteles dan preferencia al servicio de wifi que al desayuno y al parking gratis.Archivo

La oferta de servicio de Wi-Fi gratuito es determinante a la hora de elegir un hotel incluso por delante de otros servicios como el desayuno o el parking gratis, según una encuesta

De las 415 personas encuestadas, la mayoría afirmó que la disponibilidad de Wi-Fi en el alojamiento hotelero pesa en su decisión sobre qué hotel reservar.
Así, más de un tercio (38 por ciento) reconoció que el servicio de Internet es un elemento fundamental cuando se aloja en un hotel, e incluso el 31 por ciento solicitó que se convierta en un equipamiento estándar en todos los hoteles.
Después del Wi-Fi gratis los servicios más valorados en los hoteles son el desayuno gratis (25 por ciento), el parking gratis (18 por ciento), colchón de lujo (9 por ciento), el servicio de transporte (4 por ciento), un centro de fitness (3 por ciento), el servicio de habitaciones (2 por ciento), y el spa (1 por ciento).
Es curioso destacar que en el caso de que el huésped tenga más de 60 años, el cliente está más interesado en el desayuno gratis (34 por ciento) que en el servicio de conexión Wi-Fi (27 por ciento).
Según Hotels.com, el 45 por ciento de los encuestados asegura que sus servicios favoritos en los hoteles son los 'happy hours' las degustaciones de vino o de otras actividades que involucran alimentos y bebidas gratis.
La encuesta muestra también diferencias entre lo que mujeres y hombres consideran amenities de cinco estrellas o lujo. Así mientras las mujeres prefieren artículos de tocador (23 por ciento), los hombres prefieren el gimnasio y el spa (27 por ciento).
El 66 por ciento de los encuestados asegura que no se lleva nunca nada de los hoteles, pero entre el resto que sí lo hace lo más común que se suele incorporar a las maletas son ropa de cama y toallas (14 por ciento), revistas o libros (12 por ciento), albornoces (3 por ciento), e incluso un 2 por ciento asegura que se han llevado la almohada.
Finalmente se les preguntó a los clientes si fueran famosos qué comodidades y lujos desearían en los hoteles. Un 37 por ciento respondió que le gustaría una cocina surtida con sus comidas y bebidas favoritas, frente a un 36 por ciento que le gustaría una bañera de hidromasaje privada o una piscina.
Un 9 por ciento se decantaría por tener a su disposición un chef privado y un 7 por ciento por tener flores frescas en la habitación o una sala de proyecciones para poder ver sus películas favoritas.