Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El proyecto de mejora del sistema 'Galileo', coliderado por un español, Premio al Inventor Europeo a la Investigación

En concreto, este proyecto de mejora del GNSS ha obtenido el galardón en la categoría de 'Investigación', una de las cinco disciplinas del evento. Ávila Rodríguez colideró un equipo junto al francés Laurent Lestarquit en el que también han estado presentes los investigadores Günter W. Hein (Alemania), Jean-Luc Issler (Francia) y Lionel Ries (Francia/Bélgica); los cinco integrantes del equipo vencedor forman parte del Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) francés.
El proyecto de tecnología de vías de señalización, creado para reforzar la precisión del sistema de navegación 'Galileo' Global Navigation Satellite Systems (GNSS) y desarrollado por un equipo internacional que ha coliderado el ingeniero español José Ángel Ávila Rodríguez, se ha impuesto en el Premio al Inventor Europeo 2017, concedido por la Oficina Europea de Patentes (EPO).
En un acto celebrado en el Arsenal de Venecia (Italia), y ante unos 600 invitados, entre los que se encontraba el ministro italiano de Desarrollo Económico, Carlo Calenda, el presidente de la Oficina Europea de Patentes, Benoît Battistelli, ha reconocido el trabajo de unos inventores que "no solo han contribuido a ir más allá en el desarrollo tecnológico, sino que sus patentes han tenido un gran impacto social y económico". El representante del organismo europeo aplaudió el trabajo del equipo de Ávila Rodríguez y Lestarquit, de cuyo proyecto de navegación dijo que "nos hace estar a todos más cerca".
"MEJORARÁ AL GPS"
El invento ganador de la categoría de 'Investigación' de los premios que otorga de la Oficina Europea de Patentes consiste en un desarrollo de tecnologías de señalización que asegurará que 'Galileo' ofrezca un posicionamiento más preciso para un importante número de aplicaciones. El objetivo es convertir a este sistema de localización en el más avanzado del mundo en 2022, año en que está previsto que tenga un uso global; para ello, el equipo de Ávila Rodríguez y Lestarquit ha trabajado también en la construcción del marco de compatibilidad de 'Galileo' con los dos actuales, el estadounidense GPS y el ruso Glonass.
Nada más haber recibido el galardón, los ganadores destacaron en el escenario de la gala el valor del "trabajo en equipo" y el "orgullo" por haber sido capaces de "desarrollar un sistema de navegación mejor que el GPS", según palabras de Laurent Lestarquit. "'Galileo' beneficiará a todos los servicios de navegación", recalcó José Ángel Ávila Rodríguez.
El español recordó que 'Galileo' ha sido desarrollado desde el principio "para ser independiente y poder interactuar" con GPS y Glonass, a los que consideró unos "profesores" a los que han "mejorado". "Estamos convencidos de que con 'Galileo' vamos a hacer una contribución fundamental para el progreso de Europa y del mundo entero", recalcó Ávila Rodríguez, manifestando que este proyecto "es un ejemplo de cómo puede contribuir Europa al mundo cuando todos estamos juntos".
DOS FINALISTAS POR LA SALUD HUMANA
El proyecto ganador se ha impuesto en su categoría al del genetista molecular holandés Hans Clevens, del Instituto Hubrecht y el Centro Médico Universitario de Utrecht, que desarrolló un sistema de generación de 'organoides', u órganos artificiales, a través de células humanas para probar los efectos de fármacos fuera del cuerpo de un paciente. El objetivo a largo plazo de esta investigación es convertir estos 'organoides' en órganos válidos para trasplantes.
El otro finalista ha sido la inmunologista francesa Sylvane Muller, del Centro Nacional para el Desarrollo Científico (CNRS), pionera en el desarrollo de un tratamiento contra la enfermedad autoinmune del lupus eritematoso sistémico (SLE). Muller descubrió y sintetizó una molécula que frena la progresión de la enfermedad sin afectar al sistema inmunológico humano. Este descubrimiento ha dado lugar al fármaco Lupuzor, que saldrá a la venta en 2018.
PREMIOS A LA SALUD Y LA LUCHA CONTRA LOS VERTIDOS
Las restantes categorías han tenido como vencedores a Jan van den Boogaart y Oliver Hayden, en 'Industria', por el primer test sanguíneo de malaria automatizado por un ordenador; James G. Fujimoto, Eric A. Swanson y Robert Huber, en 'Países no-EPO', por la tomografía de coherencia óptica (OCT), que permite analizar tejidos blandos y vasos sanguíneos sin necesidad de intervenciones invasivas; Günter Hufschmid, en 'Pequeñas y medianas empresas', por una esponja de cera capaz de absorber vertidos de aceites y líquidos contaminantes hasta siete veces su propio peso; y Rino Rappuoli, en 'Logros de trayectoria', por haber desarrollado una nueva generación de vacunas contra enfermedades como la difteria, la meningitis bacteriana o la tos ferina.
El jurado del Premio al Inventor Europeo ha estado formado por varias autoridades de los ámbitos empresarial, científico, académico e investigador. Los criterios valorados tienen que ver con la contribución al progreso tecnológico, el desarrollo social y la generación de trabajo y bienestar en Europa. Un total de 15 finalistas participaron en la presente edición, entre una lista de más de 450 propuestas, según fuentes de la EPO.