Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Facebook finaliza la compra de Instagram

En Instagram hay 475 millones de fotos, que ahora están bajo el control de Facebook.Cuatro

Facebook pagó 1.000 millones de dólares

Instagram ya es a todos los efectos propiedad de Facebook. La red social de fotografía ha anunciado en su blog oficial que el proceso de adquisición por parte de Facebook ha finalizado al 100%. Desde Instagram han asegurado que se trata de un momento muy emocionante, que supone el inicio del trabajo conjunto con el equipo de la red social de Mark Zuckerberg.
En abril se conocía que Facebook había decidido comprar Instagram. Se trata de una red de fotografía que ya almacena más de 5.000 millones de fotografías de los usuarios. La compra por parte de Facebook por 1.000 millones de dólares la convertía en parte del gigante tecnológico.
Desde abril, Facebook ha tenido que seguir una serie de pasos legales para completar la compra, que ya es definitiva. Uno de los peldaños más importantes se subió a finales de agosto, cuando la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) aprobó la adquisición de Instagram por parte de Facebook.
Ha sido Instagram quien ha confirmado que el proceso ha finalizado y que su "acuerdo con Facebook se ha cerrado". De esta forma, la compañía pasa a formar parte de la red social, de manera que su personal trabajará directamente para Facebook. Desde el servicio fotográfico han asegurado que el objetivo es "trabajar juntos para desarrollar y construir un Instagram mejor para todos".
Ahora que la operación se ha cerrado, desde Instagram han confirmado que su equipo se está "trasladando poco a poco a las oficinas de Facebook". Sin embargo, "Instagram no va a ninguna parte", de manera que los usuarios podrán seguir utilizando el servicio con normalidad pese al acuerdo.
"La aplicación de Instagram y sus funciones seguirán siendo las mismas que conocemos y amamos. Vamos seguir trabajando juntos para construir un Instagram mejor", han asegurado desde la compañía.