Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Facebook experimentó con las emociones de sus usuarios sin permiso

Facebook, logo, red socialReuters

Fecebook sabe qué cantante y actor prefiere cada usuario, la música que escucha y los lugares que visita. Ahora sabe todavía más, después de monitorizar a 689.000 usuarios para descubrir cómo crear una especie de contagio emocional con las fotos y los mensajes positivos que circulan en la red social. El asunto ha levantado una ola de protestas, porque lo ha realizado sin informar ni pedir autorización, según publicó The Guardian.

El estudio reveló que las "emociones expresadas por los amigos, en Facebook, influyen en nuestros estados de ánimo, lo que constituye, según sus autores, la primera evidencia experimental de contagio emocional a escala masiva a través de redes sociales."
En Reino Unido, varias organizaciones que velan por la privacidad de las personas en internet han definido el experimento de "escandaloso" y "preocupante".
Un parlamentario británico pidió una investigación en el ámbito del parlamento sobre cómo Facebook y otras redes sociales manipulan las respuestas emocionales y psicológicas de los usuarios a partir de la información que se les suministra.
El diputado Jim Sheridan, por su parte, acusó a Facebook de estar "manipulando la información de la vida personal y estoy preocupado por la capacidad de Facebook y otros para manipular los pensamientos de la gente en política o en otras áreas. Si las personas están siendo controladas tiene que haber protección".
Una portavoz de Facebook ha tenido que explicar que la investigación, publicada por la revista de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU., se realizó "para mejorar nuestros servicios".
¿Manipulación masiva?
Clay Johnson, el co-fundador de la empresa que diseñó y dirigió la campaña online de Barack Obama a la presidencia en 2008, dijo que l experimento de Facebook "es aterrador."

En varios tuits se cuestiona si podría la CIA incitar a la revolución en Sudán al presionar a Facebook para promover el descontento.

El estudio dijo que la alteración de los canales de noticias era "consistente con los datos de Facebook utilizan la política, a la que todos los usuarios están de acuerdo antes de crear una cuenta en Facebook, lo que constituye el consentimiento informado para la investigación".

Sin embargo, Susan Fiske, el profesora de Princeton que editó el estudio, dijo estar preocupada, porque "se supone que a la gente se les informe que van a participar en una investigación y luego de estar o no de acuerdo con ella."