Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ciudad 'verde' en Emiratos Árabes, un buen ejemplo para expertos, sobre ahorro de energía y recursos

Una nueva ciudad en el desierto en los Emiratos Árabes Unidos sin interruptores de luz o grifos de agua tiene mucho que enseñar a las personas de todo el mundo sobre el ahorro de energía y los recursos valiosos, según expertos. Con su baja altura y edificios energéticamente eficientes, metro inteligente, excelente transporte público y un amplio uso de las energías renovables, los 2.000 habitantes de la ciudad de Masdar, en Abu Dabi, están viviendo en un lugar que es un ejemplo 'verde' para los planificadores de ciudades alrededor el mundo.
No hay interruptores de luz ni grifos de agua en la ciudad de Masdar, y posee sensores de movimiento de control de la iluminación y el agua con el fin de disminuir la electricidad y el consumo de agua en un 51 y 55 por ciento, respectivamente. Masdar es la primera ciudad del mundo diseñada para ser emisora de 'cero carbono' y productora de 'cero residuos', pero sus expertos en medio ambiente también pueden aprender mucho de la histórica ciudad británica post-industrial de Birmingham, ya que también aspira a convertirse en una metrópolis de bajo carbono.
Expertos en sostenibilidad de la Universidad de Birmingham, en Reino Unido, han realizado un detallado estudio comparativo de suministro y uso de energía en las dos ciudades. Los investigadores han identificado un conjunto de cinco principales "lecciones" como parte de su trabajo, que se publica en 'Renewable and Sustainable Energy Review'.
La investigadora principal, Susan Lee, de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad, explica: "Se han comparado dos ciudades muy diferentes, ambas aspirando a ser bajas en carbono". A su juicio, Masdar ha empezado bien mediante la construcción de edificios de poca altura y bajo consumo con contadores inteligentes.
"Los datos de este tipo de edificios pueden ayudar a cambiar el comportamiento de la gente y a desarrollar edificios más nuevos y modernizados de bajo consumo en Reino Unido. Emiratos Árabes Unidos es un lugar cálido y seco; la experiencia adquirida en Masdar nos ayudará a planear en Reino Unido los veranos más calurosos que se esperan, con olas de calor más frecuentes, especialmente en las ciudades, a medida que el clima cambia", añade.
"Como una ciudad establecida, Birmingham ha sido flexible a la hora de adaptarse a las nuevas necesidades de energía y tiene mucho que enseñar a Masdar. Por ejemplo, la investigación de la Universidad de Birmingham sobre los automóviles propulsados ??por baterías de combustible de hidrógeno podrían ayudar a las plantas de desalinización de la ciudad de EAU a desarrollar una valiosa fuente de energía", explica Lee.
LA INNOVACIÓN NECESITA PERSONAS CON TALENTO
Las "lecciones aprendidas" por el equipo de investigación de Birmingham abarcan distintas áreas clave. La primera es que la innovación requiere personas con talento y, a menudo, pero no siempre, dinero. Masdar City se beneficia de atraer a ciudadanos talentosos, estudiantes y empresas y del acceso a una generosa financiación nacional, mientras Birmingham tiene medios limitados para experimentar con energías alternativas, lo que impide su progreso práctico.
Otra cuestión es que la oferta y la demanda de energía son parte de un complejo sistema de sistemas cuando se vinculan con otros recursos, como agua, alimentos y otros sistemas d ela ciudad. Los beneficios de la ciudad de Masdar es que parte de una pizarra en blanco, mientras que Birmingham tiene procesos, procedimientos y una infraestructura envejecida existentes con los que trabajar.
Un tercer aspecto a tener en cuenta es que los aspectos económicos, sociales y ambientales de la sostenibilidad son todos críticos. Así, destacar indebidamente uno puede llevar a consecuencias negativas para los demás. Hay evidencia de que la ciudad de Masdar está concentranda en los objetivos económicos a expensas de la cohesión social. Durante el siglo XX, Birmingham hizo lo mismo, centrándose en la industria del automóvil.
A pesar de las predicciones cada vez más sofisticadas del futuro, ninguna es fiable. Por ello, los autores de esta investigación subrayan que las ciudades de Masdar y Birmingham deben hacer esfuerzos sobre pruebas de futuro con el fin de que las decisiones que toman hoy en día sigan aportando lo que se pretendía en el futuro.
Ambas ciudades cuentan con declaraciones que apuntan a ser lo más sostenibles posible y con recursos seguros. Para tener éxito, estos objetivos deben realizarse a través de todas las políticas de la ciudad y estar en el centro de su actuación.