Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a tres años de cárcel a un hacker por el robo de datos a usuarios de iPad

ciberterrorismo, ataque informático, seguridad en la red, vigilancia en la redcuatro.com

Un 'hacker' ha sido condenado este lunes a tres años y cinco meses de prisión por el robo de los datos personales de unos 120.000 usuarios de iPad, incluidos alcaldes de grandes ciudades, un presentador de noticias de televisión y un magnate de Hollywood.

Andrew Auernheimer, de 27 años, había sido condenado el pasado mes de noviembre por un jurado de Newark, Nueva Jersey, por un cargo de conspiración tras acceder a los servidores de la operadora AT&T sin permiso, y por un cargo de robo de identidad.
La sentencia impuesta por la jueza de distrito de EE.UU. Susan Wigenton en Newark estaba entre los 33 y 41 meses de prisión que el Departamento de Justicia estadounidense había pedido contra el acusado.
Los fiscales han determinado que la orden de prisión para Auernheimer podría ayudar a disuadir a los piratas informáticos a la hora de invadir la privacidad de personas inocentes en Internet.
Entre los afectados por las actividades de Auernheimer se encontraban la presentadora de ABC News, Diane Sawyer; alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg; el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel; y productor de Hollywood, Harvey Weinstein, según han confirmado los fiscales.
"Cuando se hizo evidente que él estaba en problemas, él se inventó historia de que estaba tratando de hacer que Internet fuese más seguro, y que lo único que hizo fue entrar a través de una puerta abierta", ha dicho el Procurador EE.UU. Paul Fishman en un comunicado. "El jurado no le creyó, y tampoco lo hizo el corte en la imposición de sentencia".
Auernheimer había solicitado la libertad condicional. Su abogado argumentó que no hay contraseñas 'hackeadas', y que una larga pena de cárcel no estaba justificada, ya que recientemente el gobierno sentenció seis meses para un acusado en un caso en el que se produjeron "hechos mucho más intrusivos".
El abogado, Tor Ekeland, ha dicho que su cliente apelará la sentencia y que la Ley de Fraude y Abuso no define claramente lo que constituye el acceso no autorizado. "Si esto es un acto criminal, entonces decenas de miles de estadounidenses están cometiendo delitos informáticos cada dos días", ha dicho Ekeland en una entrevista. "Realmente no había daño".
Ekeland es también el abogado de Matthew Keys, un subdirector de medios sociales de Thomson Reuters, quien fue suspendido de empleo y sueldo el pasado viernes. Keys fue acusado la semana pasada en California de ayudar al colectivo 'hacker' Anonymous, dando acceso a los 'hackers' a los sistemas informáticos de Tribune en diciembre de 2010.
Los hechos denunciados ocurrieron antes de que Keys comenzara a trabajar en el sitio web Reuters.com. El pasado viernes, Ekeland aseguró que Keys "mantiene su inocencia" y "espera poder disputar estos cargos sin fundamento.
'TROLL' DE INTERNET
La fiscalía ha definido a Auernheimer como un "conocido 'troll", que con el codemandado Daniel Spitler y la seguridad del grupo Goatse intentaron interrumpir los servicios online.
Los dos hombres fueron acusados de usar una "cuenta Slurper", diseñada para que coincida con las direcciones de correo electrónico con los identificadores de los usuarios de iPad, y llevar a cabo un ataque para extraer datos sobre los usuarios que accedieron a Internet a través de los servidores de AT&T.
Esta información sobre el robo fue proporcionada a la página web Gawker, que publicó un artículo de los nombres de personas conocidas cuyos correos electrónicos habían sido comprometidos, según los fiscales. Spitler se declaró culpable en junio de 2011 por los mismos cargos por los que fue condenado Auernheimer, y está a la espera de sentencia.
Gawker no fue acusado en el caso. En su artículo original, Gawker dijo que Goatse obtuvo sus datos a través de una secuencia de comandos en la página web de AT&T que era accesible a cualquier usuario de Internet.
Gawker también dijo en el artículo que establecía la autenticidad de los datos a través de dos personas que figuran entre los nombres. Un portavoz de Gawker este lunes ha declinado dar más detalles.