Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Científicos desarrollan un software de Inteligencia Artificial que identifica redes de pederastia en Internet

Un proyecto científico, llevado a cabo por 'Security Lancaster', el Centro Alemán de Inteligencia Artificial (DFKI) y la University College Cork, ha logrado desarrollar un software de Inteligencia Artificial capaz de identificar redes de pederastia en Internet.
Los expertos señalan que, cada segundo, se realizan en el mundo cientos de búsquedas relacionadas con el abuso sexual a menores y, cada año, se comparten cientos de miles de imágenes y vídeos de abuso infantil. Según el Centro nacional para niños desaparecidos y explotados de Estados Unidos, el 16 por ciento de las personas que poseen estos contenidos ha abusado directa y físicamente de niños.
El software, presentado en la revista 'Digital Investigation' de Elsevier y denominado 'iCOP' combina Inteligencia Artificial con aprendizaje automático y detecta únicamente contenido ilícito relacionado con menores. De este modo, descarta contenido pornográfico para adultos.
Según los científicos, con este sistema la Policía dispondría de una herramienta más eficaz que las actuales para localizar a sujetos implicados en estas prácticas e impedir que lleguen a actuar.
SE TRABAJA SOBRE CASOS REALES
La directora del proyecto, Claudia Peersman, ha explicado que "la gran propagación de este tipo de redes hace que la detección de los contenidos ilícitos de forma manual sea un reto virtualmente imposible de cumplir". "Este nuevo sistema combina técnicas de Inteligencia Artificial de nomenclatura automática de ficheros y de análisis de contenido en un módulo de filtrado inteligente", ha detallado.
Durante el proceso de investigación, se hicieron pruebas sobre casos reales en centros policiales. Los resultados mostraron que la herramienta sólo da falsos positivos en un 7,9 por ciento de las fotografías localizadas y en un 4,3 por ciento de vídeos.
En este sentido, Peersman ha explicado que el sistema revela quién está compartiendo contenido y también localiza otros archivos en posesión de las mismas personas. A su juicio, esta herramienta "será clave en la lucha contra la pederastia y el abuso infantil".