Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bill Gates prohíbe a sus hijos tener cualquier producto Apple en casa

Microsoftcuatro.com

La rivalidad entre Microsoft y Apple existe hasta el casa de Gates

Muchos padres prohíben a sus hijos llegar tarde a casa o tener algo potencialmente peligroso, como podría ser una moto. En casa de los Gates seguramente ocurra igual... con curiosidades adicionales. El matrimonio formado por Bill y Melinda Gates tiene normas muy estrictas para sus hijos en lo referente a productos que suponen una fuerte competencia para Microsoft. Ningún iPhone o iPod, entre otros productos Apple, puede cruzar el umbral de la mansión de los Gates.
La rivalidad entre Microsoft y Apple existe desde que ambas compañías comenzaron en este negocio. Sin embargo, esta lucha no solo se queda en las oficinas compañías en Washington y California, respectivamente, sino que llega incluso al nivel personal.
Parte de las decisiones que tanto Bill Gates y su equipo toman en Microsoft se trasladan a su familia. Si el mes pasado, Microsoft mandó un comunicado a los empleados asegurando que la compañía no financiaría productos de Apple para la plantilla, Gates ha llevado esa medida a su hogar. Tanto él como su mujer Melinda prohíben a sus hijos tener cualquier producto de Apple.
Así lo ha asegurado la mujer de Gates en una entrevista concedida al diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung. Después de tratar varios temas sobre los proyectos de la Fundación Bill y Melinda Gates, la entrevista derivó sobre los valores que tanto su marido como ella inculcan a sus hijos.
En la entrevista, Melinda recuerda que su padre puso marcha una empresa de limpieza que sirvió para pagarle los estudios y que ese es uno de los valores principales que quiere que aprendan sus hijos. "Hacemos todo para que los tres crezcan de la forma más normal posible", asegura.
A la hora de hablar de las restricciones que les impone, Melinda asegura tajantemente que ningún producto de la competencia entra en su casa. Ni un iPhone, Mac o iPod entra por la puerta de la residencia de los Gates al igual que otros productos, aunque no especifica cuáles.